Industria agroalimentaria: la mejor opción para el desarrollo futuro de Castilla y León

Fernández Mañueco destaca su protagonismo en pandemia y asegura que es uno de los pilares en los que se asentará la recuperación

La industria agroalimentaria ha tenido un especial protagonismo en los cuatro meses de pandemia en nuestro país, garantizando que los alimentos estuviesen en las mesas de los hogares y asegurando el funcionamiento de los distintos eslabones que componen la cadena alimentaria, pero ahora sigue jugando un papel preponderante y lo seguirá teniendo en el futuro y no solo para la recuperación, que también, sino también y sobre todo para salir de esta crisis fortalecidos y buena disposición para ser competitivos y ganar los mercados.

Así lo ha puesto de manifiesto este jueves el presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, durante su intervención telemática en la asamblea anual de la Asociación de la Industria Alimentaria de Castilla y León (Vitartis), donde reafirmaba la apuesta de la Junta de Castilla y León por la industria agroalimentaria, al recordar los 65 millones de euros que llegarán a pequeñas, medianas y grandes industrias para plantar cara a la pospandemia

Dentro del apoyo autonómico a esta actividad económica, Fernández Mañueco ponía en valor igualmente la simplificación de cargas administrativas, recién aprobada en las Cortes de Castilla y León, y el futuro Plan de Agroindustria en el que se está trabajando, como herramientas “esenciales” que permitirán a este sector tirar del carro de la economía en los próximos meses.

“La industria agroalimentaria es uno de los pilares esenciales del tejido industrial de la Comunidad y una de las mejores opciones de desarrollo futuro de Castilla y León”, aseguraba el jefe del Ejecutivo regional, para quien la industria agroalimentaria “es un sector estratégico porque apuesta por la excelencia, la innovación y la búsqueda de los máximos estándares de calidad”.

Finalmente, Fernández Mañueco destacaba “fuerte vinculación” de esta industria con el sector primario, ya sea a la hora de dar salida natural a las producciones agrarias, como al poner en valor el trabajo en el campo o apoyando a los productores en sus necesidades de modernización. “Todo ello -apuntaba- para poder ser más competitivos y eficientes, generar actividad económica y fijar población en los pueblos”.

Seguridad y calidad y comunicación

Antes, la presidenta de Vitartis, Beatriz Escudero, aprovechaba su intervención en la Asamblea de la organización para lanzar sobre todo un mensaje de ánimo y de reconocimiento a los empresarios del sector agroalimentario, por su fortaleza, resistencia y capacidad de adaptación ante esta crisis sanitaria que nadie esperaba y que ha sacado lo mejor de todos los empresarios, pero también para reivindicar las tres ‘T’ de talento, talante y tecnología, además de una actitud generosa con el territorio, como las mejores medicinas para lo que se avecina.

“Estamos viviendo un momento histórico, que nadie imaginaba ni estaba preparado”, apuntaba la dirigente, mientras aseguraba que el presente pero sobre todo el futuro deben pasar por avanzar en la seguridad y la calidad alimentaria, pero también en conseguir una “buena comunicación” con la sociedad y, sobre todo, en estrechar los lazos con el turismo. “Tenemos que definir los pilares de un nuevo plan estratégico para la agroalimentación, que en mi opinión debe buscar la sintonía con otros gremios como por ejemplo el sector turístico”, aseguraba la presidenta de Vitartis, quien llamaba también a fortalecer posición del sector como un segmento “relevante” y seña de identidad de Castilla y León y reclamaba a los políticos de Castilla y León que comiencen a ejecutar el Pacto para la Recuperación

Asimismo, tendía la mano a los representantes públicos para que busquen la colaboración de los empresarios en este nuevo tiempo en lugar de prejuicios, y que se apoyen en la empresa privada también “para crear valor y un nuevo modelo agroindustrial integral y competitivo que mantenga su compromiso social y ambiental”. Asimismo, Escudero invitaba a aprovechar las ayudas al sector para avanzar en la modernización y mejora tecnológica y en la sostenibilidad e implantación real de las nuevas tecnologías “porque es imprescindible que haya conectividad en el 100 por 100 del territorio para seguir creciendo”.

Un modelo fiscal que incentive la inversión

Por otro lado, Escudero mostraba su descontento y malestar en su intervención por que el pacto por la recuperación de Castilla y león firmado la semana pasada por todos los grupos salvo Vox y los leonesistas de la UPL, incluya la paralización de la suspensión del impuesto de sucesiones y donaciones. Una medida que se incluía en el pacto por la gobernabilidad de la Comunidad alcanzado por PP y Ciudadanos, pero que ambos partidos han tenido que frenar por petición de PSOE y Podemos para poder alcanzar ese pacto por la reconstrucción tras la Covid-2019. “Supondrá un duro golpe para muchas familias de esta tierra que en estos momentos se encuentran en crisis porque perpetúa en el tiempo un tratamiento desigual”, advertía Escudero en su intervención telemática durante la asamblea de Vitartis, a la vez que defendía un modelo fiscal que incentive la inversión y criticaba duramente a aquellos que tienen una visión “trasnochada” de la fiscalidad