La España autonómica se une contra el fuego

Castilla y León, Castilla-la Mancha y Madrid firman un convenio que permitirá a los equipos de prevención y extinción de incendios actuar sin autorización previa en las zonas limítrofes

El presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, conversa con los presidenets madrileño y manchego, Isabel Díaz Ayuso y Emiliano García Page en el acto de la firma del convenioRicardo Rubio Europa Press

Castilla y León, Castilla-La Mancha y la Comunidad de Madrid ponen en valor el significado de la España autonómica, en este caso para la lucha contra los incendios forestales.

Y es que los presidentes de estas tres regiones, Alfonso Fernández Mañueco, Emiliano García Page e Isabel Díaz Ayuso, respectivamente, firmaban este viernes en el Parque de Bomberos del municipio madrileño de San Martín de Valdeiglesias un importante acuerdo de colaboración, que permitirá a los servicios de extinción y prevención de incendios forestales actuar en zonas limítrofes sin autorización previa, por lo que se gana en agilidad y rapidez ante el avance de las llamas.

El protocolo dibuja una Zona de Actuación Conjunta ante Incendios Forestales (Zacif) de cinco kilómetros de terreno forestal a ambos lados de la línea divisoria entre ambas comunidades, y que abarcaría unas 200.000 hectáreas de territorio. Una zona en la que, por sus características, una demora en el tiempo de respuesta ante un incendio puede acarrear consecuencias graves para la vida, los bienes y el medio ambiente. Por ello, cuando se declare un incendio en la ZACIF prevalecerá la rapidez de respuesta en la activación de los efectivos de extinción y no el criterio geográfico o competencial en la gestión del territorio.

En caso de declaración de un incendio forestal en la Zacif, se nombrará un Mando Único Responsable, que, siendo designado por la Comunidad en la que se haya declarado el siniestro, ejercerá la Dirección Técnica de Extinción y coordinará los recursos despachados por cada región.

Además, a la actualización de los procedimientos para la gestión de incendios forestales, se le suma también el refuerzo por parte de Castilla y León y Madrid de la coordinación entre sus respectivos centros 112.

De hecho, en el convenio de Castilla y León con la Comunidad de Madrid se incluye otro acuerdo de coordinación funcional de centros 112 y un tercero para la actuación en operaciones de emergencia en túneles. En este último caso, el protocolo establece la creación de un comité asesor, un Puesto de Mando Avanzado y un Comité de Dirección, todos ellos vinculados a un objetivo: garantizar la coordinación y la seguridad de las personas y bienes afectados por la emergencia en un túnel.

El presidente de la Junta de Castilla y León señalaba que con acuerdos de este tipo se demuestra que el Estado de las autonomías «está más fuerte que nunca» en su afán por llevar los mejores servicios públicos a todos los ciudadanos, y aseguraba que «noticias como esta, que resuelven problemas y ayudan a las personas son las que necesitamos en estos momentos en España».

«Son unos acuerdos únicos en España firmados entre representantes de partidos políticos distintos que se unen para lo importante, que es salvar vidas y mejorar la vida de los ciudadanos, y para eso no debe haber barreras administrativas», destacaba, por su parte, la presidenta madrileña.

Finalmente, García Page reivindicaba igualmente la «efectividad» del Estado autonómico, aseguraba que las autonomías son «el acelerador de muchos servicios públicos», y llamaba a establecer nuevos protocolos de actuación conjunta en otros asuntos con en atención sanitaria, carreteras o de transporte y logística.