Coronavirus

Cambio de tendencia en Acor, que vuelve a ganar dinero

Tras dos años de pérdidas, la cooperativa agrícola obtiene casi cinco millones de euros de beneficios antes de impuestos

El presidente de Acor, Justino Medrano, junto a José Luis Domínguez  en la reunión de la cooperativa
El presidente de Acor, Justino Medrano, junto a José Luis Domínguez en la reunión de la cooperativaLa Razón

Buenas noticias para el campo. Y es que la cooperativa agrícola ACOR, la más importante de esta Comunidad, ha vuelto a la senda de los beneficios tras dos años de pérdidas y obtiene en la actual campaña 2019/2020, donde ha producido casi 197.000 toneladas de azúcar tras recibir 1.4 millones de toneladas de remolacha, unas ganancias de 4,8 millones de euros antes de impuestos. Y eso a pesar de la crisis sanitaria derivada del coronavirus que ha lastrado el consumo en los últimos tres meses. Aunque según informa la sociedad en un comunicado, el final del confinamiento ha traído consigo una cotización al alza del consumo de azúcar en el mundo.

Un cambio de tendencia en el que ha tenido mucho que ver esta recuperación del siempre complicado y fluctuante mercado azucarero, además de la política de ajustes emprendida por el nuevo Consejo Rector, con la que la cooperativa ha conseguido reducir los gastos en contratos con proveedores en más de 1,5 millones de euros, a lo que hay sumar un ahorro de 1,3 millones de euros en las nóminas de dirección, pero también y sobre todo la venta de la planta fotovoltaica que la cooperativa tenía en la localidad vallisoletana de Tordesillas por 20 millones de euros..

Sala de envasado de ACOR en Olmedo
Sala de envasado de ACOR en Olmedo La Razón

Por todo ello, la cifra de negocio de la Cooperativa ha ascendido a más de 125 millones de euros, por encima del ejercicio anterior que se situó en 104,2 millones. Todas las empresas participadas por la entidad han arrojado también un resultado favorable salvo en el caso de la explotación agrícola existente en Rumanía cuyo beneficio bruto de explotación calculado antes de la deducibilidad de los gastos financieros, el denominado EBITDA, es positivo.

Entre lo negativo, porque no siempre es todo oro lo que reluce, se encuentra el concurso de acreedores del Grupo Arento, vinculado al sector del cereal y en el que ACOR cuenta con una representación, debido a la deuda de 2,8 millones que mantiene con la cooperativa.

Fundada en 1962, ACOR grupa a más de 4.000 socios agricultores, y actualmente tiene presencia en los sectores de producción y comercialización de azúcar, aceites alimentarios, distintos productos destinados a la alimentación animal (pulpa, melazas enriquecidas, harinas de colza y girasol) y energía eléctrica renovable.