Auxilian a una mujer de 80 años herida en el arcén de la N-601 en León

Tenía la cara ensangrentada tras sufrir una caída

El agente de la Guardia Civil atiende a la mujer
El agente de la Guardia Civil atiende a la mujerIcal

Efectivos del Subsector de Tráfico de la Guardia Civil de León auxiliaron a una mujer de 80 años que sufrió una caída y se encontraba tendida boca abajo sobre la calzada en el arcén de la N-601, una de las principales y más transitadas vías de acceso a la ciudad de León.

La mujer tenía la cara ensangrentada con una herida abierta en la cabeza y se quejaba de fuertes dolores en el brazo derecho que le impedían levantarse. A su llegada, los componentes de la patrulla señalizaron el lugar y, siguiendo las instrucciones del centro de emergencias 1-1-2, comprimieron la herida sangrante de la cabeza.

La persona auxiliada se encontraba con una gran angustia, impotencia y nerviosismo al no poder incorporarse y ver pasar los vehículos por el carril próximo, sin que nadie le auxiliase durante varios minutos. Los agentes acompañaron y tranquilizaron a la víctima hasta la llegada de los servicios sanitarios.

Fuentes de la Benemérita subrayaron, a la Agencia Ical, la importancia de avisar a los servicios de emergencia en caso de presenciar posibles incidentes en las carreteras y recordaron que el socorro para las personas necesitadas es una obligación “reglamentaria y moral”.