Puente no descarta pactar con el PP los presupuestos de Valladolid

El alcalde vallisoletano abre esta posibilidad debido a la buena sintonía existente el grupo de trabajo para la recuperación, que aprueba un segundo paquete de ayudas para rehabilitar edificios

Poco a poco, sin prisa pero sin pausa, el grupo de trabajo para la recuperación económica y social de Valladolid tras la pandemia, formado por todos los grupos del ayuntamiento salvo Vox, sigue dando pasos hacia adelante y consensuando medidas de apoyo a la ciudad.

De hecho, este viernes se ha dado luz verde a un segundo paquete de ayudas para la rehabilitación de edificios por valor de 1,5 millones de euros, de los cuales uno irá con cargo a las Cuentas municipales y el medio millón restante a fondos extraordinarios de la Covid. Unas subvenciones llamadas revitalizar la economía ya que además de crear empleo, este tipo de obras trae trabajo desde fuera, así como a mejorar la eficiencia energética, con lo que el Consistorio reafirma también su apuesta por el Medio Ambiente e invierte en futuro por el ahorro que supondrá a medio y largo plazo este tipo de mejoras.

Esta convocatoria de ayudas, que comenzará a mediados de julio y perdurará hasta el 30 de septiembre, se dirige a la renovación de calderas, calefacciones y la implantación de energías renovables. El límite por solicitud será de 100.000 euros, y podrá alcanzar los 8.000 euros por vivienda, llegando a 10.000 en el caso de las unifamiliares.

Una buena sintonía en el grupo de trabajo, con un PP implicado en la búsqueda del consenso en estas medidas, que el alcalde Óscar Puente ha aprovechado para abrir la posibilidad o no descartar que los presupuestos de la ciudad de este año se puedan pactar también con los populares y Ciudadanos, recogiendo así también el guante que la portavoz popular, Pilar del Olmo, ya lanzara hace no mucho al respecto. “La metodología y forma de trabajar de este grupo está siendo positiva y no tendría sentido ahora poner una barrera con las Cuentas municipales”, aseguraba este viernes el primer edil socialista, quien recordaba que “nunca” se han consensuado unos presupuestos en la ciudad entre las dos principales fuerzas pero que esta vez, y dada la excepcionalidad de la situación, podría ser la primera.

Gastar el superávit

Por otro lado, Puente aseguraba estar esperanzado y confiado en que el Ministerio de Hacienda presente la próxima semana una propuesta sobre la posibilidad de que los ayuntamientos puedan gastar el superávit procedente de ejercicios anteriores con el fin de hacer frente a las medidas urgentes frente al COVID-19. Se trata de una petición que Puente ha realizado públicamente en otras ocasiones y que la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), de la que es vocal, ha reclamado al Gobierno formalmente.

De hecho, el PP presentará una moción en el próximo pleno, que tendrá lugar el 7 de julio, para que el Consistorio respalde las declaraciones del alcalde en las que reclama al Gobierno que se permita a los ayuntamientos gastar ese remanente acumulado en los últimos años en políticas sociales y económicas, apoyo que agradeció Puente.

Nuevo sistema de pago de los autobuses urbanos

Otra medida acordada es la modernización del sistema de pago en los autobuses urbanos para evitar el efectivo, con un coste de 300.000 euros. El alcalde ha anunciado que no se volverá a usar el dinero efectivo en los vehículos de AUVASA al menos hasta que exista una vacuna y finalice la crisis sanitaria, aunque ha comentado la posibilidad de que el sistema de pago únicamente mediante tarjeta, móvil o bonos se mantenga aún después de la pandemia.

Asimismo, en materia económica se aprobaban medidas de formación en línea a los sectores del comercio, la cultura y el turismo en materia de protocolos de protección, seguridad e higiene con un coste de 10.000 euros; la difusión en la web municipal de la relación de negocios con servicio en línea y a domicilio; o la elaboración de planes alternativos para celebrar eventos culturales y festivos adaptando en cada caso las actividades a las normativas sanitarias vigentes.

En el área cultural, se van a convocar ayudas a las industrias para producción con anticipo a la presentación del proyecto por valor de 250.000 euros, y se van a ceder espacios del LAVA para realización de proyectos como compañías residentes.

Y en lo social, se amplían los servicios funerarios gratuitos a personas en situación de necesidad con el aumento de la cuantía de ingresos del actual 1,2 IPREM al 1,5 IPREM; se aumenta el convenio con Cruz Roja para atender 24 horas a las personas sin hogar en el Centro Integrado, con 158.000 euros; y se destinan 50.000 euros a Ayuda Humanitaria con Centro América.

Además, se amplían los servicios de limpieza y desinfección con 120.000 euros y se realizarán funciones de evaluación y seguimiento de las medidas adoptadas para valorar su grado de ejecución y resultados.

Todas estas medidas aprobadas por el grupo de trabajo suman 2,58 millones de euros, que elevan la cuantía de los acuerdos alcanzados a los 15,2 millones.

Los parques, la semana que viene

Puente avanzaba que otra de las medidas que se aprobarán en el pleno de la próxima semana es la señalización y limpieza diaria de las áreas de juego infantiles y zonas de equipamiento biosaludables, que tendrán un coste de 194.900 euros para lo que resta de año. De esta manera, el alcalde adelantaba que la apertura de estas zonas se realizará previsiblemente el martes de la próxima semana, así como las fuentes de toda la ciudad en el momento en el que vayan siendo revisadas.