Soraya Mayo, subdirectora de Investigación y Tecnología del Itacyl

La Junta asegura que su dilatada trayectoria avala su incorporación, mientras que la oposición critica este nombramiento

Soraya Mayo
Soraya MayoWellington Dos Santos Pereira

Soraya Mayo, exnúmero 1 de Ciudadanos al Congreso de los Diputados por Valladolid y que no consiguió su escaño, ha sido designada como nueva subdirectora de Investigación y Tecnología del Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León (Itacyl). Un nombramiento que no ha estado bien visto por la oposición y las organizaciones agrarias.

El Itacyl justifica su nombramiento por el trabajo realizado en proyectos de colaboración público privada con empresas, administraciones y otras entidades como Iberaval, universidades, cámaras de comercio y asociaciones.

Según el órgano autonómico, tras el procedimiento legal correspondiente, que no precisa, se ha procedido al nombramiento de Soraya Mayo para un puesto que anteriormente estaba ocupado por Pablo Gómez, actualmente en la Fundación Intras, y del que dependerá directamente del director de este órgano, Jorge Llorente.

Fuentes del Gobierno regional señalaron que las nuevas tareas de de Soraya Mayo serán el de implementar diversas actuaciones en base a la Red integral de centros y unidades tecnológicas que implica la colaboración con más de 250 socios o entidades del sector empresarial, de entidades y asociaciones públicas y privadas, universidades, centros tecnológicos, empresas alimentarias y empresas tecnológicas.

La nueva subdirectora del Itacyl profundizará en la transferencia de conocimiento de la labor investigadora que se realiza en el centro sirviendo al sector agrario, ganadero y a la industria agroalimentaria para que sean más competitivos, concreta.

Por otro lado, indica que se va a encontrar con el desarrollo del Modelo de Investigación e Innovación del Itacyl y, dentro del mismo, la Plataforma de dinamización de la investigación e innovación agraria y agroalimentaria que busca alcanzar en esta legislatura 250 proyectos en base al modelo de innovación abierta que exige una importante colaboración público-privada.

También afirmaron que otro gran reto es el de trasladar a los agricultores, ganaderos y empresas alimentarias los avances que se están consiguiendo en el Instituto, con el objetivo de alcanzar 200 actividades de transferencia tecnológica agraria y agroalimentaria a través del programa de transferencia de conocimiento y avances tecnológicos. 

Fuertes críticas

El nombramiento no ha sentado nada bien a la oposición. El secretario general del PSOE en Castilla y León, Luis Tudanca, ha acusado al presidente, Alfonso Fernández Mañueco, y al vicepresidente del Gobierno regional, Francisco Igea, de “no tener vergüenza” por “colocar” a la exdiputada de Cs en el Itacyl, un ente que ha calificado como “uno de los mayores focos de corrupción” en la Comunidad.

En la misma línea, el secretario general de Podemos en Castilla y León, Pablo Fernández, este nombramiento es “escandaloso” tanto por su forma, un “dedazo” según sus palabras, como por el mensaje que en su momentpo lanzó el partido por el que se presentó, en referencia a Ciudadanos.

La organización profesional agraria Asaja ha criticado también un nombramiento que ha interpretado como una colocación “para cubrir el cupo impuesto por Cs”, así como que sea “un acomodo para una persona que perdió el acta de diputada por Valladolid en las últimas elecciones”.

Por último, Cs salio al paso para aclarar que no ha tenido nada que ver en esta designación que ha atribuido de forma exclusiva al consejero de Agricultura y Ganadería, Jesús Julio Carnero.