Califican la añada de 2019 de Ribera del Duero como “excelente”

Por primera vez se realiza online y somete a análisis los vinos blancos de la Denominación de Origen

Campaña de vendimia en la Ribera del Duero
Campaña de vendimia en la Ribera del Duero

La calificación de los vinos de la cosecha 2019 de la Denominación de Origen Ribera del Duero fue de “excelente”, según anunció hoy el presidente del Consejo Regulador, Enrique Pascual, junto a la sumiller de Noor, Paula Menéndez y el director de Lavinia España, Juan Manuel Bellver, del comité excepcional de calificación, a través de una rueda de prensa online en la que por primera vez incluyó la valoración de vinos blancos y rosados y claretes de larga crianza elaborados con la variedad autóctona albillo mayor.

En palabras de Enrique Pascual, presidente del Consejo Regulador de la Denominación de Origen, la “vendimia 2010 se ha desarrollado con absoluta normalidad, en fechas habituales, sin ninguna incidencia que reseñar durante todo el ciclo. Se recogió una cantidad de uva ligeramente menor, 94,4 millones de kilos, de una uva de calidad excepcional.

Los vinos producto de la cosecha 2019 no solo harán las delicias de los amantes de los vinos jóvenes y frescos más ligeros, sino también las de los amantes de los vinos de guarda de Ribera, recordando en cierta medida las longevas cosechas del siglo pasado”.

Ribera del Duero comenzó en el mes de enero la preparación de todo lo relativo a la Calificación, y los miembros del Comité iban a visitar la Región vinícola durante el pasado mes de marzo. Pero la crisis sanitaria y el confinamiento imposibilitaron celebrar la acción.

Así que para cumplir con el protocolo establecido, cada catador ha recibido en sus hogares un kit especial con 17 muestras identificadas con número, entre ellas cuatro blancos y dos rosados.

Como actividad complementaria se ha impartido a los profesionales invitados una sesión magistral exclusiva de “La Ribera Blanca”, donde se han catado vinos blancos y rosados elaborados con Albillo Mayor de Bodegas Virtus, Dehesa de los Canónigos, Vizcarra, Dominio del Águila, Dominio del Pidio, Cillar de Silos, Lagar de Isilla, Félix Callejo, Dominio del Soto, De Blas Serrano, Territorio Luthier y López Cristóbal. Una Master Class que ha dirigido el sumiller Rubén Arranz, y en la que se ha podido hacer un recorrido por la evolución de esta variedad autóctona ribereña, su potencial y su carácter.

“Una vez catados los vinos blancos con Albillo Mayor, he visto el potencial que tienen: súper interesantes, muy estructurados, buenos para beber ahora, pero con un potencial muy interesante y deseando poder tener las botellas en la mano para que descansen en nuestras  cavas”, ha señalado Paula Menéndez, sumiller de Noor.