Brotes de Covid-19 bajo control en Soria, Valladolid y Cuéllar

Una jornada para olvidar con una treintena de casos positivos, ocho de ellos en un campamento infantil

Un brote en un campamento en Soria deja hasta ahora ocho casos positivos
GRAF7323. SALDUERO (SORIA), 13/07/2020.- Vista de un campamento de verano en Salduero (Soria), donde un brote de coronavirus ha dejado por el momento siete casos positivos en menores y uno en un monitor, una cifra que podría incrementarse ya que durante todo el día de hoy se realizarán más pruebas a participantes y trabajadores del campamento. EFE/ Wifredo GarcíaWifredo GarcíaEFE

El sabio refranero español dice que cuando el río suena, agua lleva. Y es que aunque Castilla y León no es una de las Comunidades de la España autonómica más afectadas por los rebrotes, el virus sigue ahí, como demuestran la treintena de casos positivos que se anunciaron en las últimas horas, en las provincias de Soria, Valladolid y Segovia.

El caso más preocupante se dio en un campamento en la localidad soriana de Salduero. Siete menores y un adulto han dado positivo por Covid-19, lo que ha obligado a cancelar la actividad, en la que participaban 58 personas, entre monitores, trabajadores y niños.

La delegada de la Junta en Soria, Yolanda de Gregorio, explicó que, de momento, tan sólo el caso índice tiene síntomas y el resto son asintomáticos.

Asimismo, precisó que el campamento arrancó el pasado miércoles, 8 de julio, y fue el viernes cuando una menor tuvo fiebre, tras lo cual se le realizó una prueba PCR en el Centro de Salud de Covaleda. Ayer el Servicio de Epidemiología de Soria comprobó que la niña era positiva.

Tras ello, comenzó el rastreo y se han realizado otras 24 pruebas PCR, siete de las cuales (seis menores y un adulto) dieron positivas y 17 negativas. La delegada de la Junta en Soria transmitió un mensaje de tranquilidad a los habitantes de Salduero, ya que los menores no tuvieron contacto alguno con la población local.

Sin contacto con los vecinos

En este sentido, el alcalde de la localidad soriana, Guillermo Abad, aseguró que los menores del campamento de Salduero y la población local no mantuvieron contacto alguno entre sí. Informó de que los niños solo salieron del albergue para bañarse en una zona acotada para ellos del río Duero.

Además, subrayó que la actividad estaba «organizada de forma correcta» y se había establecido un protocolo para que el contacto entre la población y los niños este año no se diera por la pandemia.

En la misma línea, el vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, durante un acto en Ávila, señaló que está todo bajo control y se «han tomado las medidas necesarias». «Se ha hecho un rastreo de todos los casos y se han realizado PCR al resto de miembros del campamento con la idea de trasladar a los menores a sus domicilios en las próximas horas», añadió. Sobre el debate de las mascarillas, Igea afirmó que el Consejo de Gobierno tendrá sobre la mesa este jueves la obligatoriedad de la utilización de este material de protección, aunque subrayó que en estos momentos «no nos lo planteamos, porque la ciudadanía está comprometida», aunque confirmó que serán los expertos sanitarios los que decidan sobre este asunto.

Por otra parte, la Consejería de Sanidad, que dirige Verónica Casado, declaró un brote activo de la Covid-19 en Valladolid que afecta a veinte personas, de entre dos y 55 años, en su mayoría familiares que han dado positivo en las pruebas PCR que les han sido realizadas, mientras que también se ha puesto en vigilancia a la localidad segoviana de Cuéllar donde se desplazaban a trabajar varios de los casos positivos.

Estos veinte pacientes inicialmente diagnosticados forman parte de entornos familiares y mixto, cursan con sintomatología leve o asintomáticos, ninguno ha tenido que ser hospitalizado y todos se encuentran en situación de aislamiento domiciliario.