Miguel Ángel Martínez se pone al frente de la Comisaría de Segovia

El delegado del Gobierno, Javier Izquierdo, le pide que preste la máxima atención a la violencia machista

Toma de posesión del nuevo comisario de Segovia con la presencia del delegado del Gobierno, Javier Izquierdo
Toma de posesión del nuevo comisario de Segovia con la presencia del delegado del Gobierno, Javier IzquierdoIcal

Miguel Ángel Martínez acaba de tomar posesión oficial como nuevo comisario del Cuerpo Nacional de Policía de Segovia, aunque ya llevaba varios meses en el cargo. Un acto que contó con la presencia del delegado del Gobierno en la Comunidad, Javier Izquierdo, quien le ha pedido que preste especial atención en la lucha contra la violencia sobre las mujeres, “un drama de primera magnitud”, así como a la lucha contra el terrorismo, en concreto el yihadista, la ciberdelincuencia y la delincuencia organizada, así como perseguir la trata de seres humanos, con el fin de explotación sexual.

En su intervención, Martínez destacó que la Policía Nacional es “la marca de seguridad” en Segovia y que seguirán trabajando porque siga siendo “una ciudad segura” para los segovianos y los visitantes. Además, ha afirmado que se siente acogido en Segovia y más en unas circunstancias tan difíciles marcadas por la pandemia.

También estuvo presente en su toma de posesión la subdelegada Lirio Martín y la alcaldesa Clara Luquero, así como distintos representantes de las instituciones provinciales y de los cuerpos de seguridad, así como el jefe superior de la Policía Nacional en Castilla y León, Juan José Campesiono Tejero, y el director de la Escuela Nacional de Policía, José Luis Tejedor González.

Miguel Ángel Martínez (Valladolid, 1963) ingresó en 1986 como inspector alumnos de la Escuela Superior de Policía en Ávila y realizó sus prácticas profesionales en Madrid. Entre sus destinos, se encuentra la Comisaría de Cornellá-Esplugas de Llobregat ( Barcelona), como inspector investigador en el área de Policía Judicial de la Comisaría. En 1992 se incorporó al dispositivo policial de seguridad de los Juegos de la XXV Olimpiada de Barcelona.

Un año más tarde obtuvo plaza como profesor titular de Derecho Administrativo del Departamento de Ciencias Jurídicas de la Escuela Nacional de Policía de Ávila. En 2004 fue nombrado jefe de la Sección de Personal de la División de Formación y Perfeccionamiento en la Escuela Nacional de Policía y cuatro años más tarde, jefe de departamento en esta misma sección. En diciembre de 2017, fue nombrado comisario jefe de Ponferrada (León), donde permaneció hasta febrero de este año, cuando pasó a ocupar este mismo puesto en Segovia.