La ciudad de Burgos rinde un homenaje a los afectados por el Covid-19

El acto, organizado por varias asociaciones y entidades de la provincia, consiste en dos minutos de silencio y repique de campanas

Homenaje a los afectados por el Covid-19 celebrado en la capital burgalesa
Homenaje a los afectados por el Covid-19 celebrado en la capital burgalesaRicardo Ordóñez/Ical

Varias asociaciones y entidades de la provincia de Burgos se han unido en la Plaza de Santa María de la capital para rendir un homenaje a todas las personas que han trabajado en primera línea durante la pandemia provocada por el Covid-19, así como a aquellos que se han visto afectados por la crisis sanitaria.

Un acto organizado por Federación Provincial de Empresario de Hostelería de Burgos y la Federación de Empresarios de Comercio de Burgos, comenzó a las 12 horas y reunió a diversas autoridades de la ciudad de Burgos. Durante el mismo se guardaron dos minutos de silencio, el primero en reconocimiento y agradecimiento a todos los sectores que ayudaron a superar la crisis; y el segundo en homenaje a todas las personas que se vieron afectados por la pandemia o que, desgraciadamente, perdieron la vida. 

El toque de campanas dio comienzo con un repique de campanas con el toque de ‘aviso’ y se cerró con un toque a ‘difunto’. Las campanas de la Catedral de Burgos no fueron las únicas en sumarse a este homenaje, y estuvieron acompañadas por las campanas de la iglesia de San Gil y de Nuestra Señora de las Nieves. Por su parte, la iglesia de Santa María de Aranda de Duero, y la iglesia de San Nicolás de Miranda de Ebro, también quisieron sumarse a este evento. 

En el mismo participaron también la Asociación Provincial de Campaneros de Burgos, la Asociación de Hosteleros de Aranda y la Ribera, la Asociación de Hosteleros de Miranda de Ebro, la Asociación de Comercio de Miranda de Ebro y la Asociación de Comerciantes de Aranda de Duero, con la colaboración de la Archidiócesis de Burgos.

Acto celebrado a los pies de la catedral de Burgos FOTO: Ricardo Ordóñez/Ical

El presidente de la Federación de Empresarios de Hostelería de Burgos , Fernando de la Varga, señaló que este evento sirve para demostrar que “la calle también quiere manifestarse y agradecer a los homenajeados” su labor. Asimismo quiso lanzar un mensaje de advertencia a la ciudadanía, recordando que esta solo ha sido “la primera batalla, pero que la guerra continúa”. 

“Tenemos que intentar entre todos continuar hacia delante porque vienen tiempos confusos, difíciles, no sabemos a qué nos enfrentamos y actos de este tipo de unificación de ciudad nos pueden provocar que vayamos todos a una misma altura” subrayó.

De la Varga explicó además que la hostelería burgalesa se encuentra en una situación de “muchas dudas” debido a que el turismo no despega, y además temen la llegada del otoño y el invierno debido a que les genera un “gran desconcierto y desequilibrio en cuanto al futuro”. Por su parte, la presidenta de la Federación de Empresarios de Comercio de Burgos (FEC), Consuelo Fontecha, aseguró también que el comercio continúa en una situación de “incertidumbre” desde el 14 de marzo, especialmente ahora con los nuevos rebrotes 

El alcalde de la ciudad, Daniel de la Rosa, agradeció la organización de este evento, especialmente de la mano de dos de los sectores que más se han visto afectados durante la pandemia, como son la hostelería y el comercio. Asimismo quiso lanzar a la ciudadanía burgalesa un mensaje de advertencia acerca de los nuevos rebrotes que se están produciendo a lo largo de todo el país, recordando que “tarde o temprano” habrá un rebrote en Burgos. 

Por ello recordó a la población burgalesa la importancia de utilizar la mascarilla, así como mantener el distanciamiento social y la higiene. Un mensaje que lanzó especialmente a los más jóvenes, debido a que se están viendo que la transmisión del virus se está dando entre núcleos de gente joven.