El Magistral de León clausura una edición histórica que pulveriza sus cifras vía internet

El ruso Esipenko, que partía como favorito, se ha alzado ganador del I Torneo de Jóvenes Talentos Mundiales

Más de 100.000 visualizaciones, tres canales en castellano, inglés y ruso y decenas de Grandes Maestros han estado atentos a la cita leonesa
Más de 100.000 visualizaciones, tres canales en castellano, inglés y ruso y decenas de Grandes Maestros han estado atentos a la cita leonesaLa Razón

1El Magistral de Ajedrez Ciudad de León ha clausurado hoy su XXXIII edición, una cita histórica en la que ha pulverizado todas sus cifras gracias al formato online al que se ha visto obligado este año.

La celebración de los Torneos habituales (Simultáneas, Open Internacional, Torneo Oficial…) unido a la puesta de largo de nuevas citas, como el I Torneo de Jóvenes Talentos Mundiales, ha hecho que el Magistral se haya convertido en epicentro del ajedrez mundial en las últimas 2 semanas y que haya reunido a miles de seguidores, muchos de ellos Grandes Maestros, al otro lado de las pantallas de medio mundo, bien para participar o bien para disfrutar del juego de los mejores ajedrecistas internacionales.

Las cifras hablan por sí solas: a falta del recuento oficial y más allá de los miles de seguidores a través de las redes sociales del Torneo, del canal Chess.com y de patrocinadores, el Magistral ha obtenido en sus jugadas en directo a través de Youtube más de 100.000 visualizaciones. Además, ha sido necesario abrir un nuevo canal (en ruso) para dar respuesta a la petición de los aficionados, que ya disponían también de canales en castellano e inglés.

Las circunstancias sanitarias actuales, que han obligado a que esta edición se haya realizado 100 por cien online, ha permitido sin embargo que decenas de Grandes Maestros de ajedrez posen la vista en el Torneo Ciudad de León y tomen nota para su asistencia en próximas ediciones.

La organización del Magistral trabaja ya en dar forma al Torneo de 2021, que recuperará su formato presencial en su ciudad anfitriona, León, (siempre que las condiciones sanitarias lo hagan posible) y que combinará con encuentros online multitudinarios.

El director del Magistral, Marcelino Sión, ha recordado al cierre del Torneo que se ha tratado de un Magistral atípico por su obligada conversión a formato online, “pero que nos ha ofrecido muy interesantes eventos y grandes partidas de ajedrez como es tradicional”.

El alcalde de León, José Antonio Diez, se ha querido sumar también a esta clausura virtual del Magistral y ha señalado que esta cita “sigue consolidada como uno de los principales eventos deportivos de la ciudad de León”. Tras agradecer a la organización del Torneo su esfuerzo en circunstancias tan especiales como las de este año, Diez dio la enhorabuena al vencedor del Torneo oficial, el GM Leinier Domínguez. Tuvo también una felicitación especial para el jugador leonés Jaime Santos, que en esta edición ha logrado llegar a la Final del Torneo oficial.

El cierre de esta trigésimo tercera edición del Magistral se ha producido tras la Final del I Torneo de Jovénes Talentos Mundiales, una cita nueva del Magistral creada este año y que se ha convertido en un éxito por la calidad de sus participantes y por el gran seguimiento que ha tenido.

Se han enfrentado en la Final los GM rusos Alexey Sarana y el favorito de este Torneo de ‘juniors’, Andrey Esipenko que finalmente se ha proclamado vencedor del I Torneo de Jóvenes Talentos Mundiales del Festival de León y estará en la XXXIV edición del Torneo Magistral en 2021.

El ruso de 18 años se ha impuesto en una apretadísima final a Sarana. La igualdad se ha roto tan solo en la última partida del desempate jugado al mejor de dos partidas de 5 minutos + 3 segundos de incremento. El encuentro pudo inclinarse en favor de Esipenko ya en la primera partida del desempate, cuando dejó escapar una victoria que parecía segura en el apuro de tiempo. Sin embargo, ha sabido recuperarse y se ha impuesto en la última al superar a Sarana en una posición clásica de la Defensa Nimzoindia, que nos ha traído reminiscencias de la vieja escuela soviética de Mihail Botvinnik.