La población en riesgo de pobreza aumenta en seis décimas en Castilla y León

El 4% de los hogares de la Comunidad tiene “mucha dificultad” para llegar a final de mes

Personas esperando para recibir ayuda de Cruz Roja en Valladolid
Personas esperando para recibir ayuda de Cruz Roja en Valladolidmir_ical

El porcentaje de población en riesgo de pobreza se situó en Castilla y León en 2019 en el 16,7 por ciento, seis décimas más que el año anterior, según la Encuesta de Condiciones de Vida publicada por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Esto evidencia una peor situación que un ejercicio antes, que podría verse agravada tras la crisis del Covid-19, si bien el dato para la Comunidad se posicionó muy por debajo de la media nacional del 25,3 por ciento, donde aumentó casi cuatro puntos respecto a 2018.

Con estas cifras, la Comunidad es la quinta con la tasa de riesgo de pobreza más baja de todo el país, solo superada por Navarra (11,7 por ciento), País Vasco (14,4 por ciento), Baleares (15,1 por ciento) y La Rioja (15,2 por ciento). Las más elevadas se dieron en Extremadura y Andalucía (37,7 por ciento en ambos), Canarias (35 por ciento) y Murcia (31,9), además de la Ciudad Autónoma de Ceuta (45,9 por ciento).

El estudio concreta que los ingresos medios anuales netos por persona se situaron en Castilla y León en 12.003 euros (54 más que el año precedente), mientras que en España fue de 11.680 (268 más). Los ingresos anuales más elevados se dieron en País Vasco (15.300 euros); Navarra (13.937) y Cataluña (13.527). En el extremo opuesto se situaron Extremadura (8.796) y Murcia (8.956).

La encuesta del INE, recogida por Ical, precisa que el 4 por ciento de los hogares de la Comunidad tiene “muchas dificultades” para llegar a final de mes, cifra que asciende al 7,4 por ciento en la media nacional. Los datos de Castilla y León en este apartado solo los mejora Aragón, con el 2,2 por ciento.

El informe también refleja que una cuarta parte de los hogares de Castilla y León no tenía en 2019 capacidad para afrontar gastos imprevistos (25,2 por ciento), por debajo de la media en el conjunto de las autonomías, del 33,9 por ciento. El INE también pone de manifiesto que el 28,4 por ciento de los hogares regionales no podía permitirse ir de vacaciones fuera de casa al menos una semana al año, cinco puntos menos que la media nacional.

Además, solo el 2,2 por ciento de los hogares experimenta retrasos en los pagos relacionados con la vivienda principal (la cifra más baja de todas las autonomías), un dato que se eleva hasta el 6,9 por ciento en el conjunto del país.

Según la nacionalidad, el porcentaje de personas por debajo del umbral de riesgo de pobreza o exclusión social era del 21,7 por ciento para los españoles, del 46,2 por ciento para los extranjeros de la Unión Europea (UE) y del 54,2 por ciento para las personas cuya nacionalidad no era de un país de la UE.