La Fundación VIII Centenario de Burgos se implica para restaurar el retablo de Felipe Bigarny

Pertenece a la iglesia de Santa Eulalia de Mérida de la localidad de Caredeñuela Riopico

Foto de familia de los vecinos de Cardeñuela Riopico con representantes de la Fundación, entre ellos, Antonio Miguel Méndez Pozo
Foto de familia de los vecinos de Cardeñuela Riopico con representantes de la Fundación, entre ellos, Antonio Miguel Méndez PozoLa Razón

La Fundación VIII Centenario de la Catedral. Burgos 2021 ha firmado un convenio para la restauración del retablo de la Iglesia de Santa Eulalia de Mérida, en Cardeñuela Riopico, con la Asociación de vecinos proretablo Felipe Bigarny, la parroquia y el Ayuntamiento de la localidad, por lo que aportará 30.000 euros.

El retablo que alberga la iglesia de Santa Eulalia de Mérida, en Cardeñuela Riopico, en pleno Camino de Santiago, fue realizado por el escultor Felipe Bigarny entre 1526 y 1529. Originalmente se ubicó en la capilla de la Presentación de la Catedral de Burgos, donde sí se quedó el cuadro de Sebastiano del Piombo que era el motivo central del retablo. Es esta singularidad la que justifica la contribución del VIII Centenario para su restauración, dentro de su línea de trabajo de recuperación del patrimonio catedralicio.  

Debido al mal estado de conservación del retablol os vecinos de Cardeñuela Riopico se asociaron en 2017 y, a través de una exitosa campaña de micromecenazgo, venta de rosquillas, mascarillas, lotería de Navidad o bingos, entre otras iniciativas buscan contribuir con la mitad de los fondos necesarios para la restauración del retablo, tasada en 50.000 euros. En cualquier caso, con la participación de la Fundación VIII Centenario de la Catedral. Burgos 2021 ya “está garantizado el cien por cien del presupuesto”, ha aclarado el vicepresidente de la entidad, Antonio Miguel Méndez Pozo.

Asimismo, ha querido resaltar el movimiento de la sociedad civil, todo un ejemplo de “constancia, cariño y dedicación” a un pueblo, su iglesia y su retablo por parte de los vecinos y feligreses de Cardeñuela Riopico. “Está a punto de cumplirse un gran reto que nos habíamos propuesto unos cuantos soñadores”, ha confesado Gloria Burgos, presidenta de la Asociación de vecinos Santa Eulalia.

Por su parte, el alcalde de Cardeñuela Riopico, Nicasio Gómez, ha pedido que el proceso de restauración se desarrolle “con la mayor brevedad posible”. En ese sentido, está previsto que antes del 20 de julio de 2021 la iglesia de Santa Eulalia de Mérida acoja la obra de Felipe Bigarny con una imagen completamente renovada. “Es importante restaurar, pero también volver a enamorarnos de lo que significa el retablo”, ha ahondado el párroco de Cardeñuela, Luis Renedo.