Castilla y León suma 20 casos más de Covid-19

La Comunidad no registra ningún deceso en los hospitales a causa de la enfermedad

Trabajadores del sector sanitario a las afueras del Hospital Clínico Universitario de Valladolid
Trabajadores del sector sanitario a las afueras del Hospital Clínico Universitario de ValladolidWellington Dos Santos PereiraLa Razón

El coronavirus no deja tiempo para el descanso. Si bien la temporada estival parece haber aplacado la fuerza de la enfermedad, los brotes en diferentes puntos de la geografía española apuntan a una relajación de las medidas de prevención, lo que ha provocado que en Castilla y León se hayan registrado 20 casos nuevos, de los que cuatro corresponden a las últimas 24 horas y se han detectado en Soria y Valladolid.

El repunte se debe a los positivos vinculados a los focos de Soria, donde la estadística apunta 3 casos nuevos, hasta los 1.508, junto a otros seis en la provincia de Burgos, que acumula 2.199. En León se han notificado tres, hasta los 2.815, mientras que en Valladolid han sido seis, con lo que la cifra se cierra en 4.567.

En Ávila y Segovia ha habido dos confirmaciones más, una en cada caso, hasta las 1.772 y las 2.581. En Palencia, Salamanca y Zamora no se han confirmado nuevos casos por PCR y acumulan 1.118, 3.115 y 664 positivos, respectivamente.

Asimismo, no se ha notificado ningún deceso en el ámbito hospitalario, por lo que Ávila se mantiene con 143 decesos; Burgos con 217; León con 424; Palencia con 88; Salamanca con 373; Segovia con 213; Soria con 123; Valladolid con 394 y Zamora con 92.

La situación en las residencias

Asimismo, en las residencias de la Comunidad se han confirmado dos casos más, uno de ellos en un centro de Ávila y otro en uno de Segovia. Además, han superado la infección cuatro personas más durante el último día.

Finalmente, la Consejería de Sanidad ha apelado a la responsabilidad individual y colectiva de los ciudadanos, cumpliendo las medidas básicas de distancia social, higiene de manos y uso obligatorio, con carácter general de la mascarilla en vías públicas, ámbitos urbanos al aire libre y espacios cerrados de uso o abiertos al público, con el fin de evitar situaciones que pudieran suponer riesgo de contagios y rebrotes de la enfermedad.