Localizada gracias a sus perros tras horas con la cadera rota en una zona apartada de Zamora

La mujer se recupera en un centro hospitalario de la capital tras someterse a una operación

La mujer se recupera tras la operación en el Hospital de la capital
La mujer se recupera tras la operación en el Hospital de la capital

Una mujer zamorana de 75 años, de nombre Julia, ha sido localizada gracias a sus perros tras permanecer más de tres horas caída a pleno sol y con la cadera rota en un lugar apartado situado a las afueras de Zamora con el que paseaba en compañía de sus mascotas.

Según ha explicado a Efe su hijo Manuel Mateos, el suceso se produjo el pasado jueves y como consecuencia de la caída la mujer ha requerido someterse ayer miércoles a una operación de cadera de la que se recupera en un centro hospitalario de Zamora.

El hijo de la herida ha agradecido la actuación de los vecinos que dieron la voz de alarma tras observar que los perros de esta vecina del barrio de la Alberca de Zamora deambulaban a la puerta de su casa, cuando ella nunca los dejaba sueltos.

Uno de los vecinos que alertó a familiares de la mujer de que algo le podía pasar fue Raúl Viñas, que tiene un establecimiento de hostelería familiar frente a la vivienda de esa vecina. Viñas ha explicado a EFE que observó el extraño comportamiento de los perros, que llegaban a la puerta de la casa, se quedaban en medio de la calle y volvían a irse.

Tras comprobar los familiares que la mujer no estaba en casa, intentaron localizarla y para ello siguieron a los canes, que les llevaron hasta el lugar donde se encontraba, a las afueras de la ciudad, en la calle Arañuelos, una zona preparada para su urbanización pero sin construir situada junto al barrio de la Alberca y la avenida Cardenal Cisneros.

La mujer, que vive sola y de forma autónoma, había caído a una de las arquetas, al parecer sin tapadera ni registro de alcantarilla que hay en la zona; perdió unos minutos el conocimiento, y luego permaneció en el lugar, por el que no pasaba nadie, hasta que tras más de tres horas fue localizada.

Durante ese tiempo, uno de los cuatro perros que tiene y con los que paseaba cuando cayó a la arqueta permaneció con ella todo el tiempo, mientras que los otros iban y venían hasta su casa, lo que despertó las sospechas de los vecinos que permitieron localizarla.

A raíz de este caso, vecinos del barrio de la Alberca han denunciado la situación en la que se encuentran dos zonas del entorno ya acondicionadas para construir en ellas pero en las que nunca se ha edificado.

Una de ellas, en la que se produjo el suceso, está situada por la parte alta del barrio, y la otra en la parte baja, en el sector Higueras.En ambas ubicaciones existen a ras de suelo arquetas de cableado y canalización que carecen de tapas de registro, con el peligro que eso conlleva, a lo que se suma el deterioro por el crecimiento de maleza y el abandono de esos lugares, según fuentes vecinales.