Castilla y León prohíbe la salida de usuarios de residencias en municipios con rebrotes

Así lo anuncia la consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Isabel Blanco

Isabel Blanco, consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades
Isabel Blanco, consejera de Familia e Igualdad de OportunidadesJcyl

Los usuarios de las residencias de mayores y de personas con discapacidad tanto públicas como privadas de Castilla y León no podrán salir de los centros en los municipios en los que se declare un rebrote y hasta que el mismo se de por concluido por la Consejería de Sanidad.

Se trata de una medida con una duración limitada, en lo que dure el brote, y demandada tanto por los directores de los centros como por los médicos, ha explicado este viernes la consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Isabel Blanco.

En rueda de prensa en la que ha presentado la red de igualdad de los campus universitarios de Castilla y León, Blanco ha observado que se trata de una medida obligatoria tanto para los centros públicos como privados y si se que se permiten las visita a las residencias, ya que en ese caso hay un control estricto de las medidas de seguridad e higiene.

En el caso de un brote en un municipio, la medida afecta a todas las residencias del mismo, y en una capital a todas las que haya en la ciudad, como pueden ser los casos de Burgos y Valladolid ante los últimos brotes en ambas ciudades.

Se trata de una medida preventiva, ha indicado la titular de Familia e Igualdad de Oportunidades de la Comunidad, ante la situación de rebrotes que hay en algunos lugares y en autonomías limítrofes.

Son los casos de salidas de residentes válidos que pueden dar un paseo por la ciudad, o con las familia o ir a una comida, con lo que eso supone que puede tener de incidencia en su salud y en la del resto de compañeros de residencia a su vuelta.

Es “la forma más segura y prudente” de actuar, ha sostenido la consejera, quien entiende que esto pueda afectar a las familias pero es lo más aconsejable, tras lo vivido en la etapa de la pandemia, y además tiene una duración limitada por el tiempo que dure el brote.Esta medida se recoge desde ayer en una actualización la guía de actuaciones en las residencias y centros de día públicos y privados de personas mayores y de personas con discapacidad de Castilla y León.

En concreto recoge que “en aquellos municipios o territorios superiores al municipio en los que se declare alguna situación de rebrote del covid19, se suprimirán las salidas de los centros residenciales de personas mayores, en tanto en cuanto dure esta situación, conforme así lo determine Sanidad o la Delegación Territorial”