Emotivo homenaje de la ciudad de Salamanca a los fallecidos por Covid-19 y sus familias

Se descubre una placa conmemorativa a la entrada del cementerio de San Carlos Borromeo donde estuvo ubicada la carpa provisional para los funerales

El Ayuntamiento de Salamanca organiza un acto de homenaje a las víctimas del COVID-19. En la imagen, Carlos Carbayo, alcalde de la ciudad junto al representante de las familias de las víctimas por Covid-19, Juan José Pereña
El Ayuntamiento de Salamanca organiza un acto de homenaje a las víctimas del COVID-19. En la imagen, Carlos Carbayo, alcalde de la ciudad junto al representante de las familias de las víctimas por Covid-19, Juan José PereñaDavid Arranz www.davidarranz.com

El Ayuntamiento de Salamanca celebró esta mañana un emotivo homenaje a las víctimas de COVID-19 en el cementerio de San Carlos Borromeo de la ciudad, al que acudieron numerosas autoridades y familiares. En el lugar donde durante los meses de confinamiento se instaló una carpa para despedir en la intimidad a los fallecidos, se colocó una placa conmemorativa para recordar a las víctimas y a sus familiares, que se convertirá a partir de ahora en “un lugar especial para su recuerdo permanente y para mantener vivas las lecciones aprendidas”, como señaló el alcalde, Carlos García Carbayo. 

Homenaje en la ciudad de Salamanca a las víctimas del Convid-19 FOTO: David Arranz www.davidarranz.com

En representación de todas esas familias, el fiscal Juan José Pereña, expresó emocionado cómo el virus ha dejado “un triste final para una generación irrepetible” y cómo esa falta “supone un enorme vacío que sólo el tiempo transformará en recuerdo de las vivencias con los seres queridos”. Además, recordó la pena con la que se vivieron esos momentos  de una manera inesperada y en muchos casos repentina.  Pereña mencionó la sensación de impotencia de todos los ciudadanos ante lo que estaba ocurriendo y “ante la tragedia de no haber podido despedirse de ellos ni haber podido acudir al entierro o incineración”. Por ello, instó a “poner todos los medios para que esto no vuelva a ocurrir”, de manera que toda la sociedad “haya aprendido la lección”.

Un mensaje que también dirigió a los asistentes el acalde de Salamanca, Carlos García Carbayo, quien a través de las palabras de Shakespeare, dijo que “la pena que no se habla vive en el corazón hasta romperse”. Por ello, desde el Consistorio se ha querido rendir este sencillo homenaje para “dar palabra a ese dolor colectivo que se siente por todos los vecinos que fallecieron sin la despedida que merecían y a los familiares sin el consuelo que necesitaban”. 

Asimismo, Carbayo señaló que las banderas a media asta o los homenajes como la celebración religiosa que tendrá lugar mañana en la Catedral, son “obligación moral y un derechos de las víctimas para no ser olvidadas”. Habló de la pandemia que puso a prueba la fortaleza y enseñó quienes son los héroes, que tuvieron que seguir trabajando para facilitar la vida a los demás, que “salieron a las calles para infundir tranquilidad”. 

EL regidor municipal instó a “no repetir los errores del pasado y ser capaces de mantener la solidaridad y la mano tendida  para salir de la crisis”.  Además, apeló al dialogo y los acuerdos para ser más fuertes y “dejarse la piel por los vivos”. 

Así, tras descubrir la placa conmemorativa en la entrada del cementerio, se mantuvo un minuto de silencio que se rompió con los aplausos de todos los asistentes al acto.