Coronavirus

Castilla y León crece pero pierde peso en la producción de España

El PIB de la Comunidad aumenta un 1,1 por ciento en 2019 pero es de las regiones con menor empuje del país

Una trabajadora de la planta de Campofrío en la localidad soriana de Ólvega
Una trabajadora de la planta de Campofrío en la localidad soriana de Ólvega

La economía de Castilla y León crece pero lo hace con menor fuerza que el resto de regiones de la España autonómica y, por tanto, pierde peso en la actividad productiva del país.

Al menos así se desprende de los datos publicados este lunes por el Instituto Nacional de Estadística (INE) sobre su Revisión Estadística 2019 de la Contabilidad Regional de España, en los que se revela que el Producto Interior Bruto (PIB) de Castilla y León creció un 1,1 por ciento el pasado año, por debajo del dos por ciento de la media del conjunto nacional, lejos del 2,8 que lo hizo Navarra, la que más se incrementó, y sólo una décima por encima de la ciudad autónoma de Ceuta.

El PIB total de Castilla y León fue de 59.486 millones de euros en 2019, que representan el 4,8 por ciento del valor total de la economía de las autonomías españolas, lo que revela que Castilla y León pierde cada vez más peso en la producción española, ya que hace una década suponía más del cinco por ciento.que dejan a la Comunidad como la séptima autonomía regional.

Madrid se consolidó en 2019 como la primera economía regional, tras superar a Cataluña en 2018, con un PIB que supone el 19,3 por ciento del conjunto del PIB nacional.

Asimismo, cabe destacar que el estudio concreta que el PIB de la Comunidad, creció en una media del 0,4 por ciento entre 2010 y 2019, cuando en el conjunto de las autonomías avanzó un 1,1 por ciento.

PIB per capita

El PIB per capita en euros se situó en Castilla y León durante el año pasado en los 24.758 euros, casi dos mil euros por debajo de la media nacional de 26.438. La cifra creció un tres por ciento en la la Comunidad, dos décimas más que en el conjunto nacional, con lo que la Comunidad convergió hasta el 93,6 por ciento, frente al 93,4 por ciento del año anterior.

Este descenso se explica por la pérdida poblacional, ya que la economía avanzó menos que la media, pero el dato per capita lo hizo en mayor medida. Así, el informe precisa que el número de habitantes el año pasado se situó en 2.402.700, con un descenso de tres décimas en su variación interanual, cuando en España se elevó un 0,8 por ciento, hasta 47,1 millones de habitantes.

Castilla y León contaba al inicio de este año con el 5,1 por ciento de los habitantes de España, cuando hace una década asumía el 5,5 por ciento. La Comunidad ocupó el octavo puesto entre las autonomías en este indicador.

En términos relativos, el PIB por habitante de Castilla y León se situó en el 93,6 por ciento de la media en España, es decir, 6,4 puntos inferior al del conjunto nacional. El ránking lo encabezó Madrid, donde fue un 35,7 por ciento superior a la media nacional