Cruz Roja atiende a 102.000 castellanos y leoneses durante la pandemia

La consejera de Familia, Isabel Blanco, anuncia durante una visita a la institución, 40 millones más para asuntos sociales

Más de 102.600 personas ha atendido Cruz Roja en Castilla y León desde el inicio de la pandemia y hasta hoy ya que los efectos del Covid-19, también en la economía siguen estando ahí en una situación que “no es alentadora” y que la entidad confía que sea transitoria, que deja más pobreza y no entre las “las personas de siempre”.

”Son personas que no pensaban estar en esta situación”, ha reflexionado en rueda de prensa el presidente de Cruz Roja en la Comunidad, José Varela, antes de mostrar a la consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Isabel Blanco, las actuaciones de la entidad.

Ahí está la EPA de ayer, las persianas de muchos negocios echadas, personas con “camisa y corbata” que antes nunca pensaron que tendrían que recurrir a estos servicios, ha sostenido Varela, quien no obstante se ha mostrado optimista en la recuperación.

”Las situaciones de pobreza tras el confinamiento han variado y se ha incorporado un nuevo perfil, de personas que llegaban más justo al fin de mes y que al quedarse en paro o con los ERTEs han necesitado de ayuda puntual”, ha referido la consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades.

A esta atención a más de 100.000 personas se suman las 238.600 respuestas a través del plan Cruz Roja Responde, lanzado el pasado mes de marzo para luchar contra los efectos del Covid-19 y para llevar a cabo esta intervención, la organización ha contado con más de 3.300 personas voluntarias vinculadas en exclusiva a esta operación.

La consejera señaló que “las situaciones de pobreza se han incrementado tras el confinamiento”, ya que se ha incorporado un nuevo perfil de familias que llegaban más justos a final de mes y al quedarse en paro, con erte o sin ingresos han precisado esa “ayuda puntual”. “Seguiremos colaborando con Cruz Roja y con el tercer sector para ir cubriendo esas ayudas de primera necesidad, pero también a través de los ceas y servicios sociales de ayuntamientos y diputaciones”, anunció. 

Durante esta visita, la consejera Isabel Blanco, anunciaba que Castilla y León va a reforzar mañanasus servicios sociales con 40 millones de euros, la mitad del segundo fondo extraordinario Covid para entidades locales y la otra mitad de la convocatoria de ayudas para el tercer sector con cargo al 0,7 por ciento del IRPF.