Unicaja Banco se implica con el comercio vallisoletano

La entidad financiera renueva su apoyo a Avadeco para ayudar al sector a hacer frente a la crisis derivada de la pandemia

El comercio es uno de los sectores que más está padeciendo las consecuencias económicas de esta crisis sanitaria del coronavirus que parece no tener fin, ya que los nuevos rebrotes que están surgiendo por toda España pone en riesgo de nuevo la movilidad de la ciudadanía y amenaza con un nuevo confinamiento.

Ante esta tesitura, y en su afán por seguir impulsando al sector comercial en este caso de la provincia de Valladolid, la entidad financiera Unicaja Banco ha renovado su apoyo a la Asociación Vallisoletana de Comercio (Avadeco) para ayudar al medio millar de negocios adheridos a esta organización empresarial facilitando liquidez a los emprendedores para que puedan mantener, mejorar o ampliar sus proyectos o poner en marcha nuevos.

Unicaja Banco ha diseñado una serie de productos crediticios con condiciones ventajosas para los empresarios vallisoletanos miembros de Avadeco, que podrán acceder a una cuenta de crédito, préstamo primera empresa, personal, hipotecarios y otros acogidos al convenio con el ICO, Iberaval o el Banco Europeo de Inversiones, según informan fuentes de la entidad financiera.

Una cuenta de crédito TPV Comercio, crédito en cuenta corriente, avales, leasing mobiliario, gestión de cobro de recibos, una amplia gama de medios de pago y de seguros, así como la exención de un gran número de comisiones mediante el Plan Cero para profesionales y empresas, son otras de las prestaciones incluidas en el acuerdo de las que se podrá beneficiar el comercio de la provincia de Valladolid.

Avadeco es una de las asociaciones más importantes de comerciantes vallisoletanos, donde están representados los sectores más significativos de la economía de la provincia, con especial hincapié en el textil y el calzado, pero también el equipamiento del hogar, las librerías y quioscos o las joyerías.

Desde Unicaja Banco reafirman su compromiso con el comercio y los emprendedores, como motor fundamental para la creación de empleo y riqueza de Valladolid, donde la entidad se halla históricamente implantada.

Este acuerdo se suma a otras iniciativas que está llevando a cabo la entidad financiera en los últimos meses en estrechando su cooperación con distintos colectivos de la provincia de Valladolid, así como del conjunto de Castilla y León, en la que continúa actuando como agente impulsor del desarrollo económico y social.