Cerco al narcotráfico

Policía y Guardia Civil dan dos golpes a la distribución y venta de sustancias estupefacientes en sendas operaciones con cinco detenidos en Valladolid y Burgos

Presentación por parte del subdelegado del Gobierno en Burgos, Pedro de la Fuente de una operación de incautación de drogas de la Guardia Civil
Presentación por parte del subdelegado del Gobierno en Burgos, Pedro de la Fuente de una operación de incautación de drogas de la Guardia Civil FOTO: Santiago Otero Ramiro Ical

Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en Castilla y León no dan tregua a los narcotraficantes, y este lunes se han conocido dos contundentes golpes a la distribución y venta de sustancias estupefacientes en las provincias de Valladolid y Burgos. Actuaciones que se han saldado con la detención de cinco personas que ya se encuentran en prisión por orden de un juez, y el desmantelamiento de dos bandas organizadas e incautación de diversas y abundantes sustancias y dinero en metálico.

El primer golpe se registraba en Valladolid a cargo de la Policía Nacional que, bajo el nombre clave de Operación “Trainer», ha conseguido desarticular uno de los puntos más importantes de venta de drogas sintéticas y de diseño que operaba en la capital vallisoletana y su alfoz, con la intervención de estupefacientes que hubieran alcanzado un precio de 255.000 euros en el mercado ilícito. En esta operación se arrestaban a dos hombres, R.F.Q., de 29 años, y D.D.C., de 27, cuyo ingreso en prisión ha ordenado el Juzgado.

Tras realizar diversas gestiones acerca de uno de los arrestados, quien presuntamente se dedicaba a la venta de sintéticos en la calle Industria e inmediaciones, el pasado 4 de agosto los agentes detectaron una venta de drogas en un domicilio de esta zona e interceptaron al comprador con 25 gramos de ketamina y 103 pastillas de éxtasis. Tras la detención de este, los policías arrestaron también al principal investigado y registraron su casa, interviniendo 5.000 gramos de speed, 1.600 gramos de ketamina, 600 gramos de MDMA (Cristal), 2.800 pastillas éxtasis, una pistola marca Browings Patent Depose de calibre 7,65, así como numerosos cartuchos. Además se incautaron de 860 euros, 4 teléfonos móviles, un vehículo, así como diverso material para la elaboración y venta de drogas.

Drogas y otros efectos ocupados durante la 'Operación Trainer'.
POLICÍA NACIONAL VALLADOLID.
10/08/2020
Drogas y otros efectos ocupados durante la 'Operación Trainer'. POLICÍA NACIONAL VALLADOLID. 10/08/2020 FOTO: POLICÍA NACIONAL VALLADOLID.

El segundo mazazo al narcotráfico se registraba en la comarca burgalesa de Pinares a cargo de la Guardia Civil en el marco de la Operación «Leno».

Una actuación que ha desmantelado a una banda que se dedicaba a la distribución de diversas sustancias, especialmente speed y cocaína, tras detener a tres personas, entre ellas un matrimonio de entre 47 y 56 años, ya en prisión por orden judicial como presuntos autores de delitos contra la salud pública por tráfico de drogas. Dos de ellos, además, cuentan con antecedentes por narcotráfico. En la operación se han incautado 1.290 gramos de speed, 285 de cocaína y cantidades menores de marihuana, hachís, éxtasis y Trankimazin, además de cerca de 58.000 euros en moneda fraccionada. La cocaína y el speed hubieran sumado unas 90.000 dosis, con un beneficio aproximado de 100.000 euros.