El PSOE pedirá en las Cortes el cierre de los cerca de 3.000 prostíbulos de Castilla y León

Con ello se pretende "evitar contagios de manera discriminada" y "proteger a los más vulnerables"

La secretaria general del Grupo Parlamentario Socialista, Patricia Gómez, y la coordinadora de Familia e Igualdad, Nuria Rubio, presentan iniciativas sociosanitarias relacionadas con los prostíbulos y clubs de alterne
La secretaria general del Grupo Parlamentario Socialista, Patricia Gómez, y la coordinadora de Familia e Igualdad, Nuria Rubio, presentan iniciativas sociosanitarias relacionadas con los prostíbulos y clubs de alterneRubén Cacho/Ical

El Grupo Socialista en las Cortes de Castilla y León ha anunciado este miércoles que llevará una Proposición No de Ley al próximo Pleno solicitando el cierre de los cerca de 300 prostíbulos y clubes de alterne de la Comunidad con el objetivo de “evitar contagios de manera discriminada” y “proteger a los más vulnerables”.

La secretaria general del Grupo Parlamentario Socialista, Patricia Gómez, ha comparecido en rueda de prensa para detallar las razones por las que piden el cierre de cerca de 300 prostíbulos, según los últimos datos del año 2019 que manejan en la formación parlamentaria.Ha explicado que lo hacen por “responsabilidad” con los ciudadanos por motivo de salud pública, dada la dificultad de controlar posibles brotes surgidos en estos lugares, por lo que su cierre ha considerado que “evitaría contagios de manera indiscriminada sin saber origen y foco”.

También ha mencionado que toman esta medida “por convicción” de proteger a “los más vulnerables”, sobre todo en el contexto de crisis sanitaria, para el colectivo “que más está sufriendo los efectos de la crisis” y que tiene “miedo” de contagiarse al estar “totalmente desprotegidas”.

Ha criticado al vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, por considerar en un primer momento “que los prostíbulos no existen”, y después tachar su situación de alegal, lo que se debe según Gómez a la falta de “voluntad” para regularlo, pues ha citado varias Comunidades que ya lo han hecho.Preguntada por las medidas que proponen para proteger a las mujeres que trabajan en los clubes de alterne, la procuradora socialista ha defendido que la acción “prioritaria” es el cierre de los prostíbulos “independientemente cómo estén inscritos”, y que será después la Junta quien tenga que encargarse de atender a las mujeres afectadas.

”La prostitución no entendemos que sea un trabajo, es explotación de la mujer. Están explotadas, abocadas a esa situación porque no tienen otra”, ha considerado.

La coordinadora de Familia e Igualdad del Grupo Socialista, Nuria Rubio, ha argumentado que el cierre de los clubes de alterne es el primer paso para acabar con la explotación sexual, la trata de mujeres, alcanzar la igualdad “real y plena” de derechos, y en definitiva, la abolición de la prostitución.

”La prostitución es el rostro más cruel de la feminización de la pobreza”, ha lamentado Rubio, quien ha detallado que el 90 por ciento de las mujeres que la practican no lo hacen de forma voluntaria y el 60 por ciento es por falta de recursos económicos.

Ha rechazado que, tras la petición de la ministra de Igualdad, Irene Montero, de cerrar los prostíbulos, la Junta “pretende ponerse de perfil”, como dice que ha hecho con el inicio escolar, los servicios sociales o la reapertura de consultorios.”No se puede construir una sociedad igualitaria mientras los hombres puedan acceder al cuerpo de las mujeres a cambio de una cantidad de dinero, como si las mujeres fuéramos meros objetos y no seres humanos”, ha sentenciado.