Fernández Mañueco anuncia más vigilancia para cumplir de manera estricta las cuarentenas

El presidente de Castilla y León asegura que no se puede perder el esfuerzo realizado por la “insolidaridad” de algunos

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha realizado hoy una declaración institucional en la que ha animado a los castellanos y leoneses a no bajar la guardia frente al coronavirus ante el incremento del número de contagios e ingresos, tanto en planta como en UCI, así como el registro de fallecidos.

Por ello, el presidente autonómico ha anunciado que la Junta de Castilla y León sigue trabajando sin descanso con más medidas, más rastreadores, más test rápidos, con la integración de la comunidad en la app Radar Covid, así como con más personal, más material de protección, más camas Uci, y más y mejor equipamiento. También con ayudas para empresas y autónomos, con el refuerzo de la red de protección social, con medidas de conciliación, y con medidas de seguridad para el curso escolar y en las residencias de mayores.

Mañana mismo se celebrará un Consejo de Gobierno extraordinario para estudiar nuevas medidas o ampliar alguna de las existentes en las zonas con mayor riesgo. En este sentido, el presidente ha anunciado que se supervisará de forma estricta el cumplimiento de las cuarentenas, por lo que se pondrá en marcha un protocolo, con el Gobierno de España y los ayuntamientos, para reforzar el control de las personas que deben guardar cuarentena por orden de la autoridad sanitaria. Para ello, será necesario intensificar la vigilancia por parte del Cuerpo Nacional de Policía y de la Guardia Civil, en coordinación con las policías locales.

Fernández Mañueco ha recordado que las comunidades autónomas han mostrado su eficacia para proteger a la población desde los servicios públicos que gestionan, pero que resulta imprescindible una coordinación desde el Gobierno de España y una colaboración fluida desde las competencias que tiene atribuidas cada administración, punto en el que ha insistido en que la Junta ofrece la máxima voluntad de cooperación y diálogo. “En la lucha contra el virus no hay fronteras ni colores políticos, y tampoco hay lugar para las disputas”, ha afirmado.

Por ello, el presidente también ha insistido en que se mantendrá la misma coordinación con las entidades locales, que juegan un papel esencial en esta lucha y a las que se continuará apoyando económicamente con fondos extraordinarios.

Asimismo, ha agradecido la responsabilidad de la gran mayoría de la población, aunque ha recordado que siguen existiendo comportamientos irresponsables e insolidarios. Así, ha realizado un llamamiento a la concienciación de todos y a la responsabilidad individual de cada uno para evitar conductas de algunos que puedan poner en riesgo la salud de las personas, al tiempo que perjudican la recuperación económica y al empleo, y con ello al sustento de muchas familias. “Sólo con trabajo conjunto y con coordinación ganaremos fuerza para vencer al coronavirus”, ha afirmado.