Piden que se refuerce la enfermería escolar con 60 profesionales

Consideran que es la única vía para que los protocolos contra la Covid-19 se pueden cumplir con total eficacia

El presidente del Consejo de Colegios Profesionales de Enfermería de Castilla y León, Alfredo Escaja, reclamó la Junta que refuerce la enfermería escolar en la Comunidad y triplique el número de profesionales, pasando de los 30 actuales a unos 90, para afrontar con mayores garantías el curso escolar y poder desarrollar con eficacia los protocolos para combatir la Covid-19.

Escaja, que se reunió con representantes de las asociaciones de padres y madres de alumnos de la Comunidad, explicó que en otras regiones como Madrid son 800 los profesionales de enfermería de dependen directamente de las autoridades educativas, mientras que en Castilla y León la Consejería de Educación sólo cuenta con 30 profesionales, de los que la mitad están destinados en centros de educación especial.

A su vez, el presidente del Consejo de Enfermería pidió la puesta en marcha de un sistema de coordinación rápida y ágil con la Atención Primaria que permita al profesorado tener el asesoramiento necesario para poder resolver sus dudas a la hora de resolver los problemas a los que se van a tener enfrentar a la hora de poner en marcha los protocolos contra la COVID-19. “No se trata de tener un profesional en cada centro, pero sí al menos un teléfono de referencia para el profesorado con el que puedan asumir los protocolos”, afirmó.

En este sentido, indicó que su planteamiento es establecer unos mecanismos similares con los que ya trabajan todos los centros socio-sanitarios de la Comunidad y recordó que desde los sindicatos educativos ya se ha advertido de que los profesores no asumirán responsabilidades que no les corresponde.

Al mismo tiempo, y aunque reconoció las dificultades presupuestarias para llevar a cabo las contrataciones, reclamó a la Consejería de Sanidad que al menos “exista voluntad” y rechaza el argumento esgrimido por la Junta de que no hay profesionales suficientes. “Si se ofrecieran mejores condiciones en los contratos y estos fueran de una mayor duración, algo que ofertan la mayoría de las comunidades autónomas, la situación sería totalmente distinta”, subrayó.

Además, Escaja indicó que desde hace años se lleva reivindicando desde el Consejo la inclusión de Educación para la Salud en el currículo educativo, “algo que con la pandemia hace más necesario que nunca”, informa Ical.

Por su parte, el presidente de la Confederación de Federaciones de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos de Castilla y León (Confapacal), David Moya, consideró que es fundamental la presencia de personal de enfermería en los colegios para que se cumplan de forma rigurosa todos los protocolos y para aclarar dudas a la profesorado. En la misma línea se manifestó Ángela Melero, representante de la Federación Católica de Asociaciones de Madres y Padres de Alumnos, que reclamó que no se pida a los profesores que asuman competencias que no les corresponden.