El PSOE defiende que haya actividades extraescolares en los colegios

Tudanca lo ve factible con un protocolo sanitario, pide a la Junta que revise su prohibición durante el primer trimestre y advierte del perjuicio para familias, empresas e incluso del riesgo de contagios

Cuando apenas restan seis días para que arranque el curso escolar en Castilla y León, que se presenta más incierto que nunca por la pandemia del coronavirus, el hecho de que durante al menos durante el primer trimestre del mismo no se vayan a desarrollar actividades extra escolares para evitar riesgos de contagios ha provocado cierto desasosiego en muchas familias, que no saben que hacer con sus hijos mientras ellos tienen que trabajar, pero también para las empresas que se dedican a prestar estos servicios, por el daño económico y laboral que supone.

El secretario regional del PSOE, Luis Tudanca, se ha reunido este jueves con el portavoz de la Asociación de Empresas Auxiliares de Castilla y León, Víctor Gutiérrez, para escuchar las inquietudes y demandas de este gremio, que asiste preocupado a esta situación que, además, podría alargarse en el tiempo en función de la evolución de la situación epidemiológica.

Tras el encuentro, Tudanca ha mostrado su apoyo a esta asociación y ha pedido a la Consejería de Educación que revierta su decisión de suspender las actividades extraescolares estos tres primeros meses ya que considera factible su desarrollo mediante un protocolo sanitario. El líder socialista advierte de que además de lo económico para las empresas, esta medida tendrá un impacto negativo también en el ámbito sanitario, “dado que muchas familias se verán obligadas a recurrir a personas del ámbito familiar para que recojan a sus hijos al término de cada jornada lectiva”.

Asimismo, alerta de la brecha de desigualdad entre escolares que se generará también en función de la capacidad económica de sus familias, ya que muchas de ellas tendrán que recurrir a ámbitos privados para la realización de esta formación complementaria, y no todas las familias pueden permitírselo.

“Las actividades extraescolares son una medida de conciliación pero que permite también la formación de los estudiantes en ámbitos tan importantes como los idiomas, los deportes o la cultura”, señala el líder del PSOE, quien recuerda a la Junta que en otras Comunidades Autónomas están revisando esta decisión.

Finalmente, Tudanca reclama al departamento que dirige Rocío Lucas que escuche más la comunidad educativa antes de tomar cualquier decisión que afecte a las familias y a este sector de las actividades extraescolares,