Detenido un joven de 25 años en Salamanca por amenazar a agentes de la Policía con cortarles el cuello

El hombre presentaba síntomas evidentes de embriaguez y, durante la persecución protagonizada antes de su detención, puso en peligro la seguridad de los viandantes

Agentes de la Policía Nacional de Salamanca detuvieron este jueves, a un varón de 25 años por conducir por las calles de la capital salmantina de forma temeraria, ebrio y, tras ser interceptado, comenzar a amenazar a los agentes con cortarles el cuello.

Los hechos ocurrieron sobre las 10.30 horas cuando los policias, que se encontraban realizando labores de prevención de la delincuencia a la altura del paseo Gonzalo Torrente Ballester, observaron como un vehículo, al detectar su presencia, inició una maniobra de aceleración, informó la Policía Nacional de Salamanca.

Tras una búsqueda del referido vehículo por la zona, este fue localizado en la Avenida de los Cipreses, a la altura del Multiusos Sánchez Paraíso, donde nuevamente aceleró con la clara intención de evadirse de la dotación policial. Se inició entonces una persecución en la que dicho vehículo llegó a poner en peligro la integridad física de los viandantes, atravesando semáforos en ámbar e incluso alguno con el color verde para los peatones, informa Ical.

La persecución finalizó en la carretera de Valladolid, a la altura del campo de fútbol de “Los Cuernos”, al haber un atasco en la rotonda de entrada al polígono de Los Villares. Una vez interceptado, el varón, que presentaba evidentes síntomas de embriaguez y de posible consumo de sustancias estupefacientes, y que posteriormente dio positivo en la prueba de alcoholemia, comenzó a amenazar a los agentes al grito de “bastardos, inútiles, Salamanca es muy pequeña y nos volveremos a ver. Os voy a cortar el cuello”.

En vista de tales amenazas, se procedió a la detención del individuo, que fue trasladado hasta dependencias policiales. El hombre, que carece de antecedentes, fue puesto a disposición del Juzgado de Instrucción de Guardia de Salamanca, quedando en libertad posteriormente.