Grupos de 22 a 25 alumnos y más profesores

Así arrancará el curso escolar este miércoles en Castilla y León

El curso escolar en Castilla y León arrancará este miércoles con grupos de 22 a 25 alumnos; y con un incremento del 3,23 por ciento en el profesorado, 1.105 profesionales más, la mayoría de ellos (845) correspondientes a la Educación Pública. Estas son algunas de las medidas que la Junta de Castilla y León pone en marcha para garantizar la seguridad en las aulas, debido a la pandemia provocada por el coronavirus.

Así lo señaló la consejera de Educación, Rocío Lucas, durante la presentación de la Estrategia, en un acto en el que quiso mandar un mensaje de tranquilidad a las familias. En este sentido garantizó que se han adoptado las medidas necesarias para garantizar el binomio básico que pasa por el mantenimiento del metro y medio de distancia entre los alumnos, que tendrán que utilizar de forma obligatoria la mascarilla.

Rocío Lucas también aseguró que a pesar de ser un curso “diferente”, se afronta “con responsabilidad e ilusión” dentro de las inevitables dosis de incertidumbre” provocada por la pandemia. Asimismo, indicó que la Covid-19 “ha transformado nuestra cotidianidad”, por lo que el curso escolar, que en Castilla y León comienza mañana en Educación Infantil y Primaria, “será el más diferente de las últimas décadas”.

Por esa razón la responsable regional de la cartera de Educación solicitó la colaboración, “más que nunca”, la toda la comunidad académica, en especial de los padres y madres de alumnos, y agradecido la implicación de las organizaciones sindicales en la organización del curso dentro de un “escenario incierto e inédito”.

La paralización de la actividad académica presencial, durante el pasado trimestre del curso escolar, obligó a la adopción de “medidas drásticas”, explicó, que han provocado una aceleración, adiestramiento y experiencia en materia de digitalización, tecnologías de la información y comunicación y virtualidad.

Entre las iniciativas impulsadas por el Gobierno regional destacan que se organizaran grupos estables de 22 alumnos en toda la Educación Infantil y primer curso de Primaria, en aulas de no más de 50 metros cuadrados, para garantizar la enseñanza presencial en las primeras etapas del curso escolar.

Esta cifra se eleva hasta 25 alumnos entre el segundo y sexto y último curso de la Educación Primaria, unas medidas todas ellas “que permiten garantizar 1,5 metros de distancia”, subrayó la consejera. El protocolo de seguridad, con las medidas de organización y prevención, ha previsto también un aumento de la dotación de cuidadores para comedores, transporte escolar, servicio de madrugadores y el programa Tardes en el Cole, así como de personal de limpieza.

En cuanto a los docentes, Roció Lucas avanzó el incremento del 3,23 por ciento en el profesorado, 1.105 profesionales más, la mayoría de ellos (845) correspondientes a la Educación Pública, para hacer frente a las necesidades originadas por la pandemia.

Además, declaró que este crecimiento de profesores se sustenta especialmente en el aumento de maestros, con 425 más en este curso, y de catedráticos y profesores de Secundaria, 396 más. La formación del profesorado también se ve potenciada, con 5.407 actividades (7,09 por ciento más); 127.034 horas (aumento del 9,97 por ciento), y con 105.946 plazas (suben el 16,43 por ciento).

La Consejería de Educación también permitirá que el alumnado vulnerable, aquel afectado por enfermedades de gravedad avaladas por el certificado pediátrico correspondiente, recibirá atención académica domiciliaria. Roció Lucas puso el asma crónico como ejemplo de enfermedad susceptible de exención de la enseñanza presencial “si se certifica y lo establece un médico”.

Sin bajas en el profesorado

A preguntas de los periodistas la consejera señaló que “a fecha de hoy, dos días antes del inicio del curso escolar en las etapas de Educación Infantil y Primaria, no tenemos constancia de que ningún profesor haya pedido la baja por haber resultado positivo en los test de seroprevalencia y de PCR”.

Sobre el cierre de los colegios, de acuerdo con la guía de actuación consensuada a finales del pasado agosto entre el Gobierno de España y las Comunidades Autónomas, recordó que sólo se dará cuando se produzca lo que ha denominado una “transmisión descontrolada”, es decir que no se pueda garantizar la trazabilidad desde la aparición del primer foco. En todo caso, el cierre se produciría de acuerdo con las autoridades sanitarias, ha matizado antes de analizar un posible regreso a la enseñanza a distancia como ocurrió al inicio de la pandemia, a mediados de este pasado marzo, en coincidencia con el tercer y último trimestre del curso escolar.

Al respecto, dijo que “confiemos en no llegar otra vez al Estado de Alarma”, pero en caso de un confinamiento puntual o total, subrayó Rocío Lucas, se encuentran a disposición 17.000 tablets y una mayor preparación de los docentes en el funcionamiento del Aula Virtual para la enseñanza a distancia, fruto de “una labor muy importante de formación del profesorado” realizada durante julio y agosto.

Más alumnos

Sobre las cifras, la consejera informó del ligero aumento del alumnado en un 0,18 por ciento, liderado por el incremento en Formación Profesional (FP), al pasar de los 346.952 del pasado a 347.575, siendo la FP la opción que más crece, con un 2,09 por ciento más.

El incremento en FP, que pasa de 41.741 a 42.613 se debe a la subida en Grado medio y Grado superior, y se convierte en la única modalidad que crece junto a Bachillerato, pues el resto disminuyen ligeramente los matriculados (Educación Infantil, Primaria, ESO y Educación Especial).

Por provincias, aumentan en todas desde el 0,06 por ciento de Ávila (23.280) hasta el 0,28 por ciento de Salamanca (47.213), y solo disminuyen un 0,16 por ciento en Zamora (19.960). En el resto, sube el 0,25 por ciento en Burgos (54.251); 0,18 por ciento en León (59.438); 0,08 en Palencia (22.296); 0,2 por ciento en Segovia (23.769); 0,17 por ciento en Soria (13.208); y 0,21 por ciento en Valladolid (84.160).

En régimen especial hay un ligero aumento en enseñanza de idiomas, con previsión de 20.680 alumnos, que serían sesenta más que en el curso anterior, y en enseñanzas artísticas, previstos 7.371, que serían 51 más que en el curso 2019-2020; en educación para personas adultas se estiman 28.064 matrículas, un incremento de 90 plazas.

“Un derecho fundamental”

El presidente de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, le preguntaron en Ávila por el inminente inicio del curso escolar y señaló que “vamos a comenzar el curso en entornos seguros, con mayor presencia de docentes”, subrayó, al tiempo que recordó que “la educación es un derecho fundamental y es necesario que sea presencial, en un entorno seguro”.