Una vuelta al cole con mucha seguridad y sin incidencias

Más de 176.000 escolares comienzan las clases y desde la Junta se traslada un mensaje de tranquilidad y confianza a toda la comunidad educativa

Y llegó el día tan esperado para muchos alumnos, profesores y padres. Un curso atípico, marcado por la incidencia de la Covid-19 que provocó, allá por el mes de marzo, el cierre de aulas y que ha provocado, y las sigue provocando, muchas dudas sobre los acontecimientos futuros.

Un total de 176.955 alumnos comenzaban sus clases en un día atípico, pero sin incidencias notables que reseñar, y marcado con las medidas establecidas en los protocolos, elaborados en estrecha coordinación con las autoridades sanitarias y para el que ha sido necesaria un trabajo ingente y la máxima coordinación entre la Consejería de Educación, las direcciones provinciales y los equipos directivos de los centros. Y todo ello para ofrecer a la comunidad educativa seguridad y cercanía en este nuevo periodo lectivo.

Del total de esos más de 176.000 alumnos, 116.693 se encuentran escolarizados en centros públicos y 60.262 en centros concertados. En lo que se refiere a los 1.068 centros educativos que imparten segundo ciclo de Infantil, Primaria y Educación Especial, así como los centros de Educación Infantil y Primaria con estudiantes de Educación Secundaria Obligatoria matriculados en ellos, la Administración educativa autonómica señala que 805 son públicos y 263 concertados.

El secretario autonómico de la organización, Leandro Roldán, aseguraba que «las familias pueden estar tranquilas y comenzar el curso con serenidad, ya que la educación y la seguridad de nuestros alumnos ha sido y será siempre la prioridad máxima de nuestra vocación y misión».

Desde Escuelas Católicas se considera imprescindible que los alumnos comiencen el curso de manera presencial, con la máxima normalidad posible y que funcionen así todo el año en la medida en que la evolución de la pandemia lo permita. «La presencialidad es necesaria e indispensable, porque es más equitativa y justa, y además, la educación es mucho más que clases online», ha asegurado». La enseñanza presencial es más rica en matices educativos, no solo desde un punto de vista curricular, sino también de convivencia y aprendizajes de experiencia, y ofrece la oportunidad de enseñar en valores, algo que nuestros alumnos y familias siempre han apreciado y consideran primordial».

Por su parte, los sindicatos de la enseñanza han destacado una vuelta al cole sin grandes incidencias y con el refuerzo de los profesores. Mientras, desde CCOO arrecian las críticas al asegurar que ha habido muchas prisas por parte de la Junta con llamadas a interinos este lunes.