El Teatro Romano de Clunia renace para atraer más turistas

Junta y Diputación de Burgos colaboran para proteger los restos aparecidos y abrir nuevas posibilidades culturales para el recinto

El Teatro Romano de Clunia recupera su espacio y mejora su funcionalidad, con el objeto de abrirse a nuevas posibilidades culturales y atraer más turismo al recinto burgalés. Unas obras cofinanciadas por la Junta de Castilla y León y la Diputación de Burgos, y para su puesta en valor se contaba con la presencia del consejero Javier Ortega y el presidente de la institución provincial, César Rico.

Ortega ha reconocido, a la vez que ha agradecido el trabajo que la Diputación viene impulsando el trabajo de la Diputación , y ha recalcado el apoyo de la Consejería de Cultura y Turismo para este fin, que hasta la fecha ha realizado una inversión de 1,7 millones de euros para su acondicionamiento museístico, la restauración y adecuación de las estructuras del yacimiento o la elaboración de un Programa integral de investigación, conservación, intervención y transferencia del parque y paisaje arqueológico de la ciudad romana en este paraje burgalés.

Con la nueva intervención, Ortega ha señalado que se ha buscado además de la protección de los restos aparecidos en torno al espacio principal del teatro y su escena, su recuperación espacial y funcional, añadiéndose así un nuevo punto de interés en este teatro, que ya viene siendo lugar de celebración de numerosas actividades culturales.

César Rico ha confiado en concluir la «joya» que va a ser el Centro de Recepción de Visitantes, cuya obra está en torno a un 30 por ciento de ejecución, y que cuenta con una aportación de 2,5 millones de euros. Todas las actuaciones integrales llevadas a cabo en Clunia suman hasta el momento, dijo, nueve millones de euros.

Ortega ha finalizado su inttervención recordando que la difusión y consiguiente valorización de nuestros elementos patrimoniales obliga a que no solo los poderes públicos, sino toda la sociedad tome conciencia de la necesidad de contribuir a su conservación, protección y gestión.

En este sentido el consejero ha recordado la cantidad ingentes de bienes culturales que hay en la Comunidad y su dispersión territorial.