Más ayudas a familias, entidades sociales y al alquiler de viviendas

El Consejo de Gobierno da luz verde a medidas extraordinarias para la atención domiciliaria a menores o dependientes que deban guardar confinamiento domiciliario

La Junta de Castilla y León continúa buscando las mejores fórmulas con el fin de ayudar a los castellano y leoneses a que sigan con su «vida normal», alterada por la pandemia de la covid-19 y prosigue sacando iniciativas con el fin de dar la mejor de las respuestas a las necesidades actuales de miles de ellos, en especial a las relacionadas con aspectos de conciliación laboral y familiar, y también económicos.

El Consejo de Gobierno celebrado en el día de ayer, ratificaba una serie de medidas encaminadas a paliar este tipo de situaciones, y eran el vicepresidente y portavoz de la Junta, Francisco Igea, junto a las consejeras de Familia e Igualdad de Oportunidades y Sanidad, Isabel Blanco y Verónica Casado, respectivamente, los encargados de informar de los acuerdos.

El Gobierno regional ratificaba el decreto ley de medidas extraordinarias de apoyo a personas y familias para la atención domiciliaria de menores, personas dependientes o con discapacidad que deban guardar confirnamiento domiciliar por la Covid-19. De esta manera, en los casos confirmados, los progenitores, tutores o acogedores podrán obtener la baja laboral para estos casos y podrán beneficiarse de una prestación económica para la contratación de personas cuidadoras, a través de las administraciones competentes en materia de servicios sociales. Todo ello, cumpliendo una serie de requisitos.

Además, se destinan otros 20 millones de euros a los ayuntamientos de más de 20.000 habitantes y a las diputaciones provinciales para que realicen las pertinentes medidas de apoyo en el domicilio, ya sea mediante la contratación de cuidadores informales como a través de atenciones puntuales del servicio de ayuda a domicilio para menores de hasta 12 años confinados por protocolo Covid de su centro educativo.

A ello se suma la contratación de emergencia del suministro de material de protección y la adquisición de guantes para centros de personas mayores y de personas con discapacidad, por un importe de 2,8 millones de euros y una subvención de 1,5 millones de euros para completar subvenciones al alquiler de vivienda y que beneficiarán a 1.021 familias que se encontraban en reserva. En la convocatoria del pasado año se destinaron a este fin 20 millones de euros con 12.912 el número de familias que recurrieron a ellas.

Por otra parte, la Junta financia un programa de becas, a través de la Fundación Secretariado Gitano, para apoyar que las mujeres de esta etnia puedan continuar sus estudios de postgrado.

Otros acuerdos adoptados en el Consejo de Gobierno tienen que ver con la aprobación de un millón de euros para desarrollar un programa de emprendimiento, consolidación de empresas y competitividad a través del Consejo de Cámaras de Comercio; la restauración de 57 escombreras en 52 localidades de la provincia de Salamanca; 39 en 21 municipios de Valladolid; y 27 en 26 pueblos de Ávila.

Además, se ha aprobado una subvención directa de 326.000 euros a la Fundación Toro de Lidia para la organización de un circuito de novilladas en la Comunidad, con el fin de apoyar a este sector.