La Junta declara el nivel 1 en un incendio registrado en Morales del Rey (Zamora) por la cercanía al casco urbano

Además vecinos de Nogarejas (Castrocontrigo, León) sofocan un fuego originado en una cocina de leña

Un incendio originado esta tarde de domingo en Morales de Rey (Zamora) ha sido declarado nivel 1 por la peligrosidad que representa su cercanía al casco urbano, según informa la Consejería de Fomento Medio Ambiente.

En las tareas de extinción, además de agentes medioambientales, están participando dos helicópteros, dos cuadrillas de especialistas, dos buldozer, tres autobombas de gran capacidad y tres cuadrillas terrestres.

Fue una tarde con diversos fuegos. Un incendio en el Centro de Tratamiento de Residuos de Valladolid obligó a la movilización de dos dotaciones de bomberos que trabajaron en la zona durante casi tres horas. Según explicaron fuentes del cuerpo de bomberos, este tipo de incendios, provocados por la acumulación de gases entre los residuos y las altas temperaturas, suele repetirse todos los veranos.

Por otra parte, una dotación de bomberos de Valladolid intervino en un incendio en la carretera de Trigueros de Valle, a la altura de la urbanización “La Tapia”. La intervención para extinguir el fuego declarado en un montón de madera se prolongó durante casi dos horas.

Por último, un fuego originado en una cocina de leña, según las primeras investigaciones, obligó a movilizar a los vecinos de la localidad de Nogarejas, perteneciente al municipio leonés de Castrocontrigo, cuya actuación evitó que las llamas alcanzasen el depósito de gasoil de una casa vecina. La rápida intervención de los habitantes del pueblo consiguió atajar el fuego antes de que fuera necesaria la actuación de los equipos profesionales de extinción.

Al respecto, fuentes del Ayuntamiento señalaron que el sistema antiincendios puesto en marcha por la junta vecinal fue clave para frenar el avance de las llamas. Con la primera columna de humo un numeroso grupo de vecinos se acercó a la casa y comenzó a trabajar para extinguir rápidamente el incendio, originado al parecer durante el proceso de embotado de las hortalizas que se recolectan a finales del verano.

El fuego alcanzó las estancias de la cocina de curar embutidos, la leñera y el almacenamiento de útiles de labranza, aunque las llamas ya se habían extinguido cuando llegó el camión motobomba del Ayuntamiento de Castrocontrigo, que colaboró en las tareas de enfriamiento de las estancias. Posteriormente también llegaron a la zona el camión de extinción de incendios de Tabuyo y el camión del bomberos del 112 de León, aunque no fue necesaria su intervención.

Tras el suceso, el alcalde de Castrocontrigo, Olivio Campo, que formó parte del grupo de vecinos que sofocó el fuego, alertó de la necesidad de agilizar la construcción de los parques de bomberos a nivel provincial ya que en estos sucesos, además de la buena voluntad y el trabajo de los vecinos, es preciso contar con la intervención de bomberos profesionales, “cualificados y capacitados para ello”.