La Diputación de Segovia establece todos los protocolos para un comienzo seguro del nuevo curso de Aulas Sociales, Manualidades y Ocio Preventivo

Más de 4.300 usuarios se beneficiarán de estos tres programas para los que se han contratado a medio centenar de educadores, monitores y coordinadoras del servicio

Los Proyectos de Promoción Personal de la Diputación de Segovia ya están preparados para comenzar mañana un nuevo curso marcado por las medidas de seguridad necesarias para proteger de la incidencia de la Covid-19 a usuarios y profesionales. Para ello, la institución provincial y la empresa adjudicataria de la prestación del servicio de Aulas Sociales, Aulas de Manualidades y Ocio Preventivo, Aebia, han establecido todos los protocolos necesarios que se recogen en una Guía de actuación que contempla todas las medidas que se van a tomar para que las actividades se desarrollen con la máxima seguridad porque, tal y como ha manifestado el presidente Miguel Ángel de Vicente “vamos a ser muy rigurosos con su cumplimiento ya que de ello depende la buena marcha del curso”.

De esta manera, a las recomendaciones sanitarias ya habituales como el uso correcto de la mascarilla, la higiene de manos o el respeto de la distancia de seguridad, en el inicio del curso cada participante aportará una declaración responsable en la que quede constancia que no acudirá a los talleres de manera presencial en caso de ser positivo por Covid-19, presentar síntomas compatibles con la enfermedad o estar inmerso en un estudio de contacto y tener vigentes medidas de aislamiento.

El protocolo establece además un máximo de catorce participantes por espacio en el desarrollo de la actividad y se evitará compartir el material. Por otro lado, se ha elaborado un dossier para cada proyecto, que será entregado en la primera sesión a cada participante “para evitar que compartan el material fungible, y para facilitar el seguimiento y la continuidad de las sesiones en el caso de que en algún momento no se pueda continuar con la actividad de forma presencial”.

Grupos concedidos y profesionales contratados

En un curso especial, el periodo estival ha servido para preparar con detalle tres de las actividades que más personas mueven en la provincia, llegando de nuevo a más de 4.300 usuarios en las diferentes franjas de edad. El número de grupos concedidos en cada proyecto es de 193 en 169 municipios para las Aulas de Manualidades, 174 grupos en 163 municipios para las Aulas Sociales y de 63 grupos en 59 municipios para el Ocio Preventivo para niños. La relación nominal de cada uno de ellos se puede consultar en la página web de la Diputación de Segovia, www.dipsegovia.es, en el Área de Asuntos Sociales.

El presupuesto destinado a cada uno de estos proyectos, teniendo en cuenta el número de grupos concedidos, las horas que se desarrollarán en cada grupo (62 horas en Aulas de Manualidades, 48 en Aulas Sociales y 32 en Ocio Preventivo para niños/as), y el precio por hora de adjudicación del servicio es de 255.833,08 euros en las Aulas de Manualidades, 197.524,80 euros en las Aulas Sociales y de 43.102,08 euros en el caso del Ocio Preventivo para niños y niñas; lo que supone un presupuesto total cercano al medio millón de euros para la ejecución de los tres programas.

El número de profesionales que contratará la empresa adjudicataria para el desarrollo de los tres proyectos ascenderá a medio centenar entre educadores, monitores y coordinadoras del servicio. Se repartirán de la siguiente manera: 20 en Aulas de Manualidades, 18 en Aulas Sociales y 14 para Ocio Preventivo.

Para De Vicente “era una responsabilidad como presidente de la Diputación que estos proyectos comenzasen según estaba establecido en el calendario porque estas actividades suponen en nuestros pueblos un espacio de sociabilización muy necesario, sobre todo en estos momentos en los que la pandemia nos ha obligado a reorientar nuestras reuniones sociales”.

El presidente de la institución provincial segoviana ha continuado enfatizando que “tan importante como comenzar era hacerlo con todas las condiciones de seguridad para los usuarios y los profesionales y, para ello, los técnicos de la empresa y de la Diputación se han empleado a fondo para que los protocolos sean claros y, además, se pueda garantizar el servicio adaptándose a las circunstancias que vayan surgiendo”.

Para él, “otra parte de responsabilidad está en proporcionar, a partir del mes de octubre, actividades en nuestros pueblos para que la gente no se quede encerrada en casa cuando anochezca a las seis de la tarde”.

La Diputación repartirá botes de gel hidroalcohólico entre todos los participantes y Aebia ha procurado a los profesionales el equipo de protección necesario para el desarrollo seguro de los talleres.