Castilla y León suma ya casi treinta aulas burbuja en cuarentena

La Junta mantendrá las restricciones en Valladolid y Salamanca siete días más y prepara un protocolo para que la Policía Local vigile el cumplimiento de la cuarentena

Complicado inicio del curso escolar en Castilla y León, que este martes ha cumplido su quinto día en Infantil y Primaria y el segundo en Secundaria, Bachillerato y FP, que está suponiendo todo un reto para la comunidad educativa, el mayor desafío al que se ha enfrentado nunca debido a las medidas que hay que tomar para prevenir la expansión del coronavirus.

Y pese al esfuerzo de colegios, docentes, personal de los centros, padres y alumnos, algo que agradecía este martes la consejera de Sanidad, Verónica Casado, al inicio de su intervención durante la rueda de prensa que daba para dar cuenta de la evolución del virus, lo cierto es que la situación empeora cada día un poco más en general, y en los centros educativos, en particular, donde se siguen registrando positivos ya sea de profesores o los propios escolares, que están obligando a cerrar aulas. Al menos, se está controlando la situación y no hay que lamentar de momento el cierre de ningún colegio entero.

Este martes la Junta ha puesto en cuarentena a otras ocho nuevas aulas de centros ubicados en las provincias de Burgos, León, Segovia, Soria, Valladolid y Zamora al detectar varios positivos en miembros de la comunidad educativa, por lo que desde este próximo lunes (14 de septiembre) ya no acudirán a clase. Se trata de grupos de convivencia estable. Esta medida afecta hoy a un grupo más del Colegio Concertado (CC) ‘Santa María la Nueva y San José Artesano’ de Burgos; a un grupo del Centro de Educación Infantil y Primaria (CEIP) ‘Luis Vives’ en León; a un grupo del Colegio Rural Agrupado (CRA) de Riaza, en Segovia; a un grupo del CEIP ‘Fuente del Rey’ en Soria; a tres aulas en el CC ‘Santa María la Real de Huelgas’, en el CC ‘Nuestra Señora de Lourdes’ y en el CRA ‘Llano Alto’ de Ataquines, los tres en la provincia vallisoletana; y a un aula del CEIP ‘Nuestra Señora de la Candelaria’ en Zamora.

De esta forma son ya cerca de una treintena, 28 en concreto, los grupos en aislamiento en la Comunidad desde que se inició el curso escolar.

Los protocolos recomiendan poner en aislamiento a toda la clase mientras que los equipos COVID-colegios realizarán pruebas diagnósticas PCR a sus compañeros, así como a los docentes que hayan mantenido contacto con las aulas. Además, la Junta recuerda a los padres de los niños que estén pendientes de resultados de PCR, que no los lleven a su centro educativo hasta que no termine el periodo de cuarentena.

Salamanca y Valladolid, una semana más de restricciones

Por otra parte, la Junta va a poner en marcha un protocolo que dará amparo legal a las respectivas policías locales para extremar la vigilancia sobre personas que se salten la cuarentena a la que están obligadas por dar positivo o esperar una prueba de confirmación, según ha desvelado el alcalde de Valladolid, Óscar Puente, tras la reunión que mantenido con miembros del Gobierno autonómico y los regidores de León, Valladolid y Salamanca, para analizar las medidas de restricción que, según decía, se mantendrán sin grandes novedades una semana más en las capitales salmantina y vallisoletana.

La Consejería de Sanidad, a la vista de que los actuales datos sanitarios “no presentan mejoría en los contagios y sí una mayor presión asistencial” ha decidido prorrogar una semana más las medidas de restricción en ambas capitales y da un aviso también a León, ante el aumento de casos experimentado en la última semana.

El Boletín Oficial de Castilla y León publicará este miércoles sendas órdenes mediante las que se prorrogan las acciones de contención y que la Administración autonómica someterá a una ratificación judicial tanto en su literalidad como plazo, dando así continuidad a la actuación preventiva ya vigente.

La Junta, según se desprende del encuentro, ha puesto la lupa sobre el colectivo de los que están en cuarentena y se la saltan pese a estar pendientes de una prueba PCR, ya que considera que es uno de los principales vectores de transmisión del coronavirus en la actualidad. Así, el vicepresidente y portavoz de la Junta, Francisco Igea, ha adelantado que en los próximos días van a insistir en el control de esta práctica de riesgo, tras detectar que algunos ciudadanos que deberían estar en casa, siguen yendo a trabajar o desarrollan actividad en la calle, en contacto con otras personas que se pueden ver afectadas por un contagio de Covid.

Asimismo, en declaraciones recogidas por Efe, Igea afirma que en estos momentos resulta “indispensable” la colaboración entre administraciones y llama al entendimiento y el diálogo. “Los ciudadanos deben ver que no hay ninguna autoridad a la que no le preocupa la situación, es una situación que nos preocupa a la Junta, a los Ayuntamientos, al Gobierno central, porque es un asunto de todos y también de los ciudadanos”, apuntaba el vicepresidente.