Desarticulada la principal banda criminal que traficaba con drogas en Soria

Los detenidos son cinco varones de nacionalidad española, rumana y mauritana y una mujer de nacionalidad española,

La Guardia Civil y la Policía Nacional han desarticulado la principal organización criminal dedicada a la compra-venta de sustancias estupefacientes en la provincia de Soria con la detención de diez personas, de las que tres han ingresado en prisión .El subdelegado del Gobierno en Soria, Miguel Latorre, ha presentado esta mañana en la Comandancia de la Guardia Civil de Soria esta operación, que lleva el nombre de “Escoba”.

La banda criminal adquiría las sustancias estupefacientes -principalmente marihuana- en las provincias de Madrid y Toledo, a través de suministradores que les conseguían familiares directos de los objetivos, y utilizaban en el traslado de la droga un taxi de Soria, cuyo propietario pertenecía a la banda.

Los detenidos en Soria son cinco varones de nacionalidad española, rumana y mauritana y una mujer de nacionalidad española, con edades comprendidas entre los 18 a 40 años, de los que tres (dos varones y una mujer) han ingresado en la prisión de Soria.

Además se ha detenido a otras tres personas en Madrid, como autores de un delito contra la salud pública en su modalidad de tráfico de drogas, así como la imputación de otra persona más, en el interior del Centro Penitenciario de Soria, por su implicación directa en el delito investigado.Los objetivos principales de la banda en Soria -dos personas- han realizado un total de quince viajes en el taxi -nunca en vehículo propio-, con lo que se aseguran la inviolabilidad del vehículo en controles policiales, a Madrid y Toledo, llegando a traer en sus desplazamientos hasta un total de 40 kilogramos de marihuana, obteniendo con ello un beneficio económico estimado de 80.000 euros (compraban 3 euros el gramo y lo vendía a 5 euros).

En algunas ocasiones la banda criminal ha adquirido hachís que introducía, a través de colaboradores, en el interior del Centro Penitenciario de Soria, con destino a un interno de nacionalidad dominicana, con el que tenían comunicación directa.Las sustancias estupefacientes eran introducidas mediante el lanzamiento de pelotas de tenis, conteniendo en el interior dichas sustancias y en ocasiones teléfonos móviles de reducido tamaño para facilitar las comunicaciones directa con el interno.

La banda criminal, que tenía un alto nivel de vida, poseían vehículos de alta gama, valorados en 100.000 euros, ropas de marca, alquiler de viviendas así como la compra de los útiles necesarios para la instalación del cultivo indoor desmantelado en el interior de la vivienda.

La operación policial, bautizada como “Escoba”, fue explosionada el pasado 31 de agosto, con cinco entradas y registro de domicilios en Soria capital y provincia, y la detención de seis personas por delitos contra la salud pública, pertenencia a grupo criminal y blanqueo de capitales.En los registros se han incautado gran cantidad y variedad de sustancias estupefacientes (2.135 gramos de marihuana, 540 gramos de speed, 35,5 gramos de hachís, 0,2 gramos de cristal, 2 comprimidos de éxtasis y 27 plantas de cannabis sativa), 1.895 euros en billetes fraccionados, útiles destinados a la instalación de cultivos indoor de plantas de cannabis sativa, básculas de precisión, una televisión de 56 pulgadas, una envasadora, ropa de marca y tres vehículos intervenidos.

La valoración de las sustancias estupefacientes intervenidas en el mercado asciende a 18.725 euros y de los cuatro vehículos incautados, unos 100.000 euros.