UGT pide “serenidad” a las empresas antes de plantear EREs y evitar una “ola de pánico”

La Federación de industria, Construcción y Agro de este sindicato celebra su VIII Congreso Regional en Valladolid apelando al trabajo conjunto con los empresarios para que no haya “despidos masivos”

La crisis sanitaria del coronavirus está provocando una sensación de incertidumbre y fragilidad en las empresas de la mayor parte de los sectores, como jamás antes se ha conocido en este país.

Millones de empleos en España se mantienen en estos momentos gracias a los expedientes de regulación de empleo temporal, los conocidos como ERTEs, aunque se está negociando su prolongación hasta el año que viene pero con algunos condicionantes que sindicatos como la UGT no están dispuestos a aceptar, como es la reducción del 70 al 50 por ciento de las prestaciones que reciben los trabajadores.

También se está empezando a hablar de que los trabajadores inmersos en ERTE empiecen a cobrar el paro y los empresarios ya hablan también de posibles expedientes de extinción de empleo (EREs), algo que también rechazan las centrales sindicales.

Lo decía este martes el secretario general de la Federación de Industria, Construcción y Agro (Fica) de la UGT, Pedro Hojas, al inaugurar en el Palacio de Congresos “Conde Ansúrez” de Valladolid el VIII Congreso Autonómico de este sindicato: “Los despidos masivos no son la solución a la situación económica actual derivada de la pandemia".

El líder sindicalista pedía a las empresas “serenidad” y “tranquilidad” ante los tiempos que se avecinan a la hora de plantear estos expedientes de extinción de empleos “para evitar una ola de pánico” en nuestro país, y tendía la mano a las empresas para “trabajar juntos” en la búsqueda de herramientas y soluciones que consigan “invernar los empleos” si fuese necesario en lugar de acudir a los despidos que, insistía, “no es el camino”.

Igualmente, Pedro Hojas invitaba a todas las partes a aportar “más cosas” a las medidas que está adoptando el Gobierno de España, y ante las crisis que está atravesando el sector aeronáutico, tan importante en Castilla y León, y que ya ha planteado una huelga aunque este jueves se ha convocado una reunión con la presencia de las principales empresas del sector, el dirigente de la UGT llamaba a buscar fórmulas alternativas en los sectores industriales.

“Las soluciones son coyunturales, no estructurales y hay que apostar por una España y una Castilla y León industrializadas que generen valor añadido y fomenten la investigación, el desarrollo y la innovación, con sectores que tienen muchísima capacidad de tener empleos de calidad y con buenas condiciones”, decía Hojas.

También tenía palabras el líder de la Fica de UGT sobre el debate de las pensiones y del teletrabajo, también presentes en la opinión publica en estos momentos.

Acerca del primero, exigía volver a la normativa anterior a la reforma del 2011 para hablar de la sostenibilidad del sistema sin “empezar desde una posición adulterada” y, respecto al segundo asunto, criticaba que haya sido un “boom” que se ha hecho "deprisa y corriendo” cuando ni los trabajadores ni las empresas “estaban preparados”. Por ello, pedía una ley que regule el teletrabajo y que se incluya este aspecto en los convenios colectivos entre empresa y trabajadores.

Congreso de mínimos

El congreso de FICA-UGT en Castilla y León congregaba a 150 delegados y autoridades como el alcalde de Valladolid, Óscar Puente; el delegado del Gobierno, Javier Izquierdo; los consejeros de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, y de Economía y Hacienda, Carlos Fernández Carriedo; o el presidente del Consejo Económico y Social, Enrique Cabero.

Una cita polémica en este sentido aunque contaba con una autorización especial de la Junta, debido a las restricciones que hay en Valladolid para evitar la propagación de la Covid y que limita el aforo a 25 personas en lugares como la Catedral de valladolid para una misa o en el Teatro Calderón para presenciar un espectáculo escénico. Y que ha provocado la ironía del primer edil de Valladolid, el socialista Óscar Puente, que para meter una pulla a la Junta, ha asegurado que el virus es “muy inteligente” porque sabe discernir entre el público que acude al teatro o entre los profesionales que se juntan a debatir sobre el futuro económico del país.

El secretario general de FICA-UGT en Castilla y León, Miguel Ángel Gutiérrez, justificaba la presencia de 150 delegados en el recinto alegando que se trata de un congreso orgánico “de trabajo” además de que se celebra en un salón donde el aforo se ha reducido a dos terceras partes y se respetan las distancias de seguridad, además de que le uso de mascarilla y de geles es obligatorio para evitar “el contacto más cercano”.

"No es un congreso al uso”, apuntaba Gutiérrez, para quien este Congreso, además de contar con la autorización, es una cita “orgánica y de trabajo en Castilla y León” en la que se han adaptado “a los mínimos” con la reducción de manera notable de la asistencia.