Javier Ortega anima a los castellanos y leoneses a implicarse en la conservación de su patrimonio

El consejero visita Madrigal de las Altas Torres (Ávila) recién declarada Bien de Interés Cultural

El consejero de Cultura y Turismo, Javier Ortega, ha visitado la localidad abulense de Madrigal de las Altas Torres, con motivo de la declaración formal de dicha localidad como Bien de Interés Cultural (BIC) en la categoría de Conjunto Histórico. Allí, ha invitado a los castellanos y leoneses a implicarse en la conservación de sus bienes patrimoniales. Junto a la alcaldesa de la localidad ha recorrido las calles de la villa considerada como uno de los conjuntos históricos más singulares de la Comunidad.

Ortega ha recordado la enorme riqueza patrimonial y artística que atesora Ávila “que la hace ser conocida a nivel internacional” y ha alabado la tarea realizada en esta localidad para conservar a lo largo de los siglos estos bienes “que constituyen un inestimable documento histórico reflejo de la identidad social y cultural de un pueblo”.

Un esfuerzo secundado por distintos agentes sociales de Madrigal, desde el Ayuntamiento hasta la Asociación Amigos de Madrigal, la Diócesis y sus ciudadanos que “han demostrado una gran sensibilización” por su legado cultural y vienen implicándose de manera directa y continua en orden a su conocimiento, conservación y difusión". A ellos también se han sumado la Diputación Provincial de Ávila y por el IPCE.

El expediente de este conjunto histórico, incoado en 1963, se hallaba pendiente de resolver, junto a algunos otros, que carecen en su mayoría de documentación suficiente, según los requerimientos técnicos y legales que en la actualidad se exigen.

El consejero ha recordado que desde la Junta se sigue avanzando en fortalecer los conjuntos históricos y por ello se vienen convocando en los dos últimos años líneas de subvenciones para los ayuntamiento y titulares de inmuebles. Además, ha recalcado que se hace necesaria una gestión planificada de los Conjuntos Históricos para la conservación de sus valores y cualidades, así como para facilitar la vida de los vecinos.

Por último, ha expresado su deseo de que esta declaración promueva un nuevo impulso para continuar conservando el legado patrimonial de la localidad y aumente aún más el atractivo turístico y del desarrollo económico de este municipio y de toda la provincia abulense