Salamanca, Valladolid, Íscar, Pedrajas, Pesquera y Roa (Burgos) se tiñen de rojo en el mapa epidemiológico

Solo 34 de las 227 zonas básicas de salud se mantienen en verde, con baja incidencia de COVID

odas las zonas básicas de salud de las capitales de Salamanca (con algunas con una tasa de hasta 32 personas con positivo de COVID-19 por cada 10.000 habitantes en los últimos siete días) y Valladolid (con una tasa de 41 en una zona), además de las localidades vallisoletanas de Íscar, Pedrajas de San Esteban y Pesquera de Duero y Roa de Duero, en Burgos, se tiñen de rojo en el mapa epidemiológico al existir “sospecha” de transmisión comunitaria, según los datos recogidos por la Agencia Ical con la información de la Consejería de Sanidad.

Además, solo 34 de las 247 zonas básicas de salud de Castilla y León permanecen en verde por baja incidencia del COVID-19, lo que representa el 13,7 por ciento, ante una evolución en crecimiento de contagios en la Comunidad, que desde hoy cuenta con otros dos municipios confinados, Íscar y Pedrajas, en Valladolid, además de Sotillo de la Ribera (Burgos).

Según el mapa de las zonas básicas de salud publicado en el Portal de Gobierno Abierto, consultado por la Agencia Ical, el rojo, que indica sospecha de trasmisión comunitaria, colorea todas las zonas de salud de las capitales de Salamanca y Valladolid. En la ciudad del Tormes, están en tasas elevadas Pizarrales-Vidal (32), Garrido Norte (30,5) y Capuchinos (27). En el caso de Valladolid, preocupan las zonas de Circunvalación (41,6 casos positivos por cada 10.000 habitantes en los últimos siete días), Circular (31) y Barrio España y Huerta del Rey (con 27, en cada caso).

En cuanto al color verde, León suma nueve zonas, muchas de ellas en El Bierzo (Villablino, Fabero, Villafranca del Bierzo, Ponferrada IV, Fuente Domingo Flórez, Truchas, Astorga II, Matallana de Torío y Sahagún). Le siguen con menor incidencia de covid las provincias de Salamanca y Soria, con siete zonas verdes en el mapa en cada caso.

Las salmantinas con mejor situación epidemiológica son Aldeávila de la Ribera, Lumbrales, Vitigudino, La Fuente San Esteban, Matilla de los Caños, Tamames y Robleda mientras que las sorianas son Pinares-Covaleda, San Pedro Manrique, Ágreda, Gomara, San Esteban de Gormaz, Berlanga de Duero y Arcos de Jalón.

En Burgos, hay tres zonas en verde (Valle de Valdebezana, Valle de Losa y Belorado) frente a las dos de Palencia (Villada y Villarramiel), al igual que en Valladolid (Villalón de Campos y Mota del Marqués), en Ávila (Muñico y Muñana) y Zamora (La Guareña y Tábara). Segovia es la única provincia de la Comunidad donde no hay zonas coloreadas en verde.

Predominio del naranja

En el mapa de Castilla y León, domina el color naranja, lo que significa restringir al máximo el contacto social, evitar reuniones de más de diez personas y limitar al máximo la exposición en lugares cerrados. En otras 21 zonas el color es el amarillo, por lo que extremar las medidas de precaución y prevención y no realizar desplazamientos innecesarios.

Se trata de las zonas de Ledesma, Villoria, Fuentes de Oñoro, Fuenteguinaldo, Ciudad Rodrigo y Linares de Riofrío (Salamanca); Ponferrada I, Ponferrada III y Cacabelos (León); Cervera de Pisuerga, Carrión de los Condes y Torquemada (Palencia); Barco de Ávila y Fontiveros (Ávila); Carbonero el Mayor y Navafría (Segovia); Olmedo y Mayorga de Campos (Valadolid) y Mombuey y Villalpando (Zamora). Por su parte, en Burgos solo está Espinosa de los Monteros mientras que en Segovia no aparece ninguna zona básica coloreada de amarillo.