Los abulenses muestran su rechazo a la explotación sexual y la trata de mujeres y menores

El Ayuntamiento reafirma su compromiso contra esta lacra “de enormes dimensiones” en España y se pone a disposición de otras administraciones para luchar contra ella

Un año más, Ávila y los abulenses, con el alcalde Jesús Manuel Sánchez Cabrera, a la cabeza, han salido a la calle, con la máxima seguridad y responsabilidad para evitar la propagación de una pandemia que parece no tener fin, para mostrar su rechazo a la trata de mujeres y menores y la explotación sexual.

Y lo han hecho concentrándose un grupo de personas en la Plaza del Mercado Chico de la capital amurallada y en colaboración con varias oenegés con motivo del Día Internacional contra esta lacra “de enormes dimensiones” también en España que afecta a 2,5 millones de personas en el mundo, según la ONU, en cuyo último informe de 2018 desvela que siete de cada diez víctimas de explotación sexual son mujeres (49 por ciento) o niñas (23 por ciento).

Un acto de protesta en el que se colocaban carteles con historias de mujeres que han sido víctimas de explotación sexual para dar a conocer sus casos y concienciar y hacer visible este problema y la “triste” realidad actual, en el que se leía un manifiesto donde se advertía de la “crueldad” de la trata de mujeres y niñas, relacionado directamente con el género que atrapa en nuestro país a miles de mujeres en contextos de prostitución.

El Consistorio abulense ha querido mostrar con este acto una vez más su compromiso en la lucha contra la explotación sexual y el tráfico de mujeres y menores así como su disposición a colaborar con todas las administraciones y la sociedad civil en lo que sea necesario “para que situaciones tan deleznables no se produzcan jamás”.

Con motivo de este Día Internacional , Ávila ha organizado distintas actividades para seguirlas de forma digital en las redes sociales, entre las que se encuentran videoclips sobre la trata y explotación de menores y adolescentes donde se denuncia su situación y cómo les roban su infancia y convierten en ancianos antes de tiempo. además de canciones de denuncia social para pedir a las administraciones y sociedad civil que dejen de mirar para otro lado o enlaces con testimonios directos de víctimas de explotación sexual.