La Fundación de Castilla y León refuerza su apoyo al deporte inclusivo

Su presidente, Luis Fuentes, destaca que “hacer Comunidad” es “dar esperanza a los que más sufren”

La Fundación de Castilla y León refuerza su apoyo al proyecto “Escuela de Deporte Inclusivo”, impulsada por la Fundación “Eusebio Sacristán”, para que tenga sede en todas las provincias de la Comunidad con el fin de favorecer la inserción social en el ámbito de la Infancia.

Así lo destacó su presidente y de las Cortes regionales, Luis Fuente, durante la presentación del proyecto en Salamanca, que este año tiene el lema “Deporte para Tod@s”, en la que estuvo acompañado por el exfutbolista Eusebio Sacristán y del alcalde de la capital salmantina, Carlos García Carbayo.

Esta iniciativa es el resultado de un convenio suscrito entre ambas fundaciones y que busca facilitar la inclusión social de niños en situación de vulnerabilidad. Luis Fuentes señaló que la Fundación Castilla y León va a “redoblar su esfuerzo” para promover el desarrollo de actividades dirigidas a fines sociales, porque "ahora, más que nunca, hay que apostar por la integración y por la participación de quienes sufren dificultades.

Con la finalidad de consolidar “una convivencia basada en valores”, esta “Escuela de Deporte Inclusivo de Castilla y León” se pondrá en marcha con la participación de varios ayuntamientos de las nueve provincias, donde se establecerán sedes para el proyecto, en el que podrán participar hasta 60 niños por campus.

Allí, según señaló Luis Fuentes, se podrán desarrollar actividades para fomentar el trabajo colaborativo, donde se compartirán juegos “poniendo el acento en el proceso y no en el resultado” para que “los niños con diferentes capacidades se integren en equipos que les permitan empoderarse y conocer otras realidades”. “Siempre he pensado que algo tan sencillo como un balón desprende magia porque es capaz de igualar a personas de toda índole y condición”, añadió.

Una forma también de “hacer Comunidad” en un momento marcado por las consecuencias de la pandemia del coronavirus que ha “disparado la brecha social, aumentando de forma brutal las desigualdades”. “Creo que no hace falta decir que son los niños los que más desprotegidos se encuentran”, subrayó el presidente, que indicó que “hacer Comunidad es mirar a los ojos de nuestros vecinos y decirles que esta maldita pandemia va a pasar y que nosotros, sus representantes, vamos a hacer lo posible y lo imposible para recuperar la normalidad que teníamos”.

Para Luis Fuentes “hacer Comunidad” también es “estar por encima de las ideologías, de los colores políticos y de las banderas”, así como “abandonar la bronca y facilitar el acuerdo”, y “dar esperanza a quienes más sufren”. Por eso, a pesar de las dificultades organizativas, se pondrá en marcha la “Escuela de Deporte Inclusivo de Castilla y León”, con todos los protocolos anticovid necesarios para que los niños puedan, en estas próximas semanas, beneficiarse de este proyecto conjunto entre la Fundación de Castilla y León y la Fundación “Eusebio Sacristán”.

Eusebió Sacristán declaró que "nos dimos cuenta de los beneficios que esas convivencias alrededor del deporte tenían y decidimos poner en marcha escuelas de inclusión donde todos esos niños pudiesen convivir y entrenar juntos”, y que mejor que el fútbol como “vehículo ideal para el desarrollo físico, intelectual, psicológico y emocional de las personas”. Por todo ello, tomaron la decisión de expandirse “para llegar al mayor número de niños posibles”, motivo por el que hoy la Escuela de Deporte Inclusivo de Castilla y León está en once sedes diferentes.

Por su parte Carlos García Carbayo vaticinó “un éxito en ciernes” a la iniciativa por estar “avalada por el prestigio de Eusebio Sacristán” y por ponerse en marcha en un estadio “símbolo para todo el fútbol salmantino”, agradeciendo así al club propietario, el Salamanca UDS, la cesión de este espacio.

“Este es un proyecto de Región, muy importante para hacer una Castilla y León más inclusiva y unida a través del fútbol”, afirmó el regidor, para quien el balompié “tiene la virtud de sacar lo mejor de nosotros mismos”. En el caso de la Escuela de Deporte Inclusivo de Castilla y León, además, con el objetivo de “derribar barreras y caminar hacia la plena inclusión de toda la sociedad”, aportando “valores y derechos como el juego en equipo, la convivencia, la igualdad, la tolerancia y la salud”.

Precisamente por la pandemia de la COVID-19, el director de la Escuela, el también exfutbolista Juan Carlos Rodríguez, aseguró que se dividirán los grupos “dependiendo del personal humano que tengamos”, en relación a exfutbolistas y voluntarios participantes de la iniciativa, si bien afirmó que están “preparados” para cumplir con todo el protocolo frente al coronavirus.

El proyecto se desarrollará, con la colaboración de sus ayuntamientos, en las capitales de Salamanca, Burgos, León, Palencia, Segovia, Soria, Valladolid y Zamora, así como en las localidades de Miranda de Ebro (Burgos), Arévalo (Ávila) y La Granja de San Ildefonso (Segovia), por lo que se pretende, además, que esta iniciativa pueda contribuir a fijar población en los núcleos y entornos rurales. Las inscripciones para la “Escuela de Deporte Inclusivo de Castilla y León” se podrá realizar mediante un formulario al que se puede acceder a través de la web de la Fundación ‘Eusebio Sacristán’