Nuevas ayudas de la Junta de Castilla y León para contratar a 1.154 personas con discapacidad en los ayuntamientos

La partida presupuestaria destinada a este programa se eleva a 5,2 millones

La Consejería de Empleo e Industria, que dirige Ana Carlota Amigo, acaba de resolver, a través del Ecyl, la convocatoria del programa ELEX 2020 del que se beneficiarán 1.154 desempleados con discapacidad y casi un millar de entidades locales, realizando obras y servicios de interés público y utilidad social. Finalmente, la partida presupuestaria destinada a este programa se eleva a 5,2 millones, lo que ha permitido atender todas las solicitudes presentadas.

Las ayudas habilitadas por la Consejería de Empleo e Industria pretenden favorecer el derecho de las personas con discapacidad al desarrollo de una actividad profesional en condiciones de igualdad, fomentando la integración en el mercado laboral de uno de los colectivos con más dificultades de inserción laboral.

Además de impulsar la contratación de este colectivo, el programa contribuirá a dinamizar la actividad económica y cultural, y a mejorar la calidad ambiental y la transparencia en las entidades locales; ya que los trabajadores contratados realizarán actuaciones relacionadas con proyectos ambientales, de mejora y conservación de espacios públicos urbanos, nuevas tecnologías de la información y comunicación, desarrollo cultural local, y servicios de promoción turística.

El presupuesto asignado a las corporaciones locales asciende finalmente a 5.172.771 euros y el empleo generado con este programa se eleva a 1.154 personas. El Ecyl aporta hasta 5.510 euros por cada contrato de 90 días, subvencionado un contrato a jornada completa o dos a jornada parcial por cada entidad solicitante. Son subvencionables los contratos realizados entre el 2 de enero y el 31 de diciembre de 2020.

Cabe destacar que la Consejería de Empleo e Industria va a anticipar el 50 % del importe de las subvenciones concedidas para apoyar a las entidades provinciales y locales que, como el resto de administraciones, están atravesando dificultades al verse obligadas a atender, con financiación ordinaria, las necesidades extraordinarias derivadas de la COVID-19.

Las ayudas cubren gran parte de los costes salariales y de Seguridad Social de los trabajadores contratados, están cofinanciadas por el Fondo Social Europeo a través del Programa Operativo FSE 2014-2020 y fueron convocadas el pasado mes junio, dirigidas a entidades locales. Su objetivo es fomentar la contratación temporal de desempleados, con un grado de discapacidad igual o superior al 33 %, para la realización de obras y servicios de interés público y utilidad social en el ámbito de las competencias que puedan ejercer.