Más ayudas para contratar jóvenes, mayores de 45 años y parados de larga duración en los pueblos de Segovia

La Diputación da luz verde a las resoluciones de los planes de Empleo Rural I y II y del Preplan, que reparten entre ls entidades locales de la provincia más de 1,1 millones de euros

La Diputación de Segovia vuelve a dar ejemplo de compromiso con los pueblos de la provincia, especialmente en estos momentos de zozobra, ya ha aprobado tres importantes convocatorias de ayudas para favorecer la empleabilidad de las personas que más dificultades tienen para acceder a un puesto de trabajo, que se ha elevado ahora más si cabe por la situación de crisis sanitaria, económica y social derivada del coronavirus.

Se trata de tres medidas que se incluyen en el programa ‘Segovia, Provincia REactiva’: en el Plan de Empleo Rural I y el Plan de Empleo Rural II, financiados de forma íntegra por la institución provincial, y, finalmente, en el Preplan, llevado a cabo junto a la Junta de Castilla y León.

Entre las tres convocatorias suman 1,1 millones de euros en ayudas, que llegarán hasta 181 municipios para afrontar la contratación de personas desempleadas, dando prioridad a jóvenes sin cualificación, parados de larga duración y mayores de 45 años con cargas familiares.

“Con esta inversión se podrán contratar la menos a 242 personas”, asegura la diputada del Área de Empleo, Promoción Provincial y Sostenibilidad, Noemí Otero, quien pone en valor también que se hayan acogido a estas líneas de ayuda la mayor parte de las entidades locales de nuestra provincia.

Por lo que respecta a las líneas de ayudas financiadas por la Diputación, finalmente serán 110 las entidades locales con población inferior a los 250 habitantes las que se beneficiarán del Plan de Empleo Rural I, un programa que sustituye al hasta ahora denominado DPS, y que, según ha quedado establecido en la resolución aprobada, permitirá a cada una de estas entidades contar con 4.118 euros destinados a subvencionar, tanto los costes salariales, como los de la Seguridad Social o de la indemnización por finalización del contrato, según informan fuentes de la institución que preside Miguel Ángel de Vicente.

Además, cabe señalar que a pesar de que en un primer momento la ayuda quedó presupuestada en 3.000 euros por entidad demandante, previendo la contratación de 151 trabajadores durante cuatro o seis meses, la existencia de remanentes tras la recepción de solicitudes en tiempo y forma ha permitido repartir entre los solicitantes 122.980 euros, lo que suponen 1.118 euros más para cada uno de ellos.

Por otro lado, la institución provincial creaba este año, como respuesta a las necesidades excepcionales derivadas de la crisis sanitaria, una convocatoria dotada con 219.000 euros a la que denominaba Plan de Empleo Rural II y que, con el mismo fin que el Plan de Empleo Rural I, era dirigida a municipios de más de 250 habitantes y menos de 20.000. Una vez resuelta, serán 61 los ayuntamientos que se repartan otras tantas ayudas de 3.590 euros cada una, de los cuales 590 pertenecen a los remanentes resultantes.

Como quiera que estas ayudas tienen el objetivo principal de favorecer la contratación de personas desempleadas, y más en un momento delicado como el actual, la Diputación acordó en su momento permitir beneficiarse de ellas con carácter retroactivo a aquellos ayuntamientos que han contratado trabajadores desde la declaración del Estado de Alarma el 14 de marzo hasta el 12 de junio; algo que ha sido aplaudido por parte de los municipios demandantes.

Finalmente, en cuanto a lo que se refiere a las ayudas del Preplan concedidas por la Junta de Castilla y León para la contratación temporal de personas desempleadas e inscritas como demandantes de empleo no ocupados en el Servicio Público de Empleo de Castilla y León, según lo aprobado por la Junta de Gobierno de la Diputación serán 68 los municipios de más de 250 habitantes que se beneficien de una convocatoria que asciende a 446.176 euros y cuyas ayudas concedidas oscilan entre los 5.000 y los 6.770 euros.