Expedientes disciplinarios y expulsión para alumnos que infrinjan las normas sanitarias en la USAL

La consejera de Educación, Rocío Lucas, afirma que las universidades de Castilla y León “estarán a la altura”

Nuevo curso en la Universidad de Salamanca (USAL), pero muy distinto al inicio del anterior. La Covid-19 ha cambiado los planes y el día a día y las medidas para que los estudiantes prosigan con sus estudios de la mejor manera posible, son muy estrictas. Es por ello, que el rector Ricardo Rivero, ha anunciado que habrá “expedientes disciplinarios y órdenes de expulsión para aquellos alumnos que infrinjan las normas sanitarias planteadas”.

Rivero hizo un llamamiento para que todos los miembros de la comunidad universitaria sean “lo más responsables posible en los próximos meses”, y mostró su confianza en la responsabilidad estudiantil. Por eso, en este nuevo curso llamó a "seguir reforzando la oferta académica de la Usal para adaptarse y “garantizar el mejor servicio público” educativo, avanzar hacia “una transformación digital participativa, inclusiva y humana”.

En cuanto a los objetivos principales para el nuevo curso académico, Rivero cifró “la adecuación del portal de investigación” para adaptarse a las “nuevas cifras de éxito en proyectos nacionales y europeos” con participación de la Usal, que además este curso “incrementará los recursos de programas propios de investigación” y mantendrá su colaboración con el ámbito sanitario a través del laboratorio de diagnóstico del COVID-19.

También manifestó la voluntad del equipo de gobierno de “seguir garantizando la carrera académica, con el apoyo de la Consejería de Educación”, y la petición de un “plan para el devengo de sexenios de investigación pendientes”, porque según Rivero “es de justicia reconocer el trabajo bien hecho”.

En cuanto al personal de administración y servicios, el rector de la Usal agradeció su “ejemplo” al dar “lo mejor de sí en meses tan difíciles”, por lo que mantuvo su compromiso de mejorar unas condiciones laborales “acordadas y consensuadas desde la mesa de negociación” para cumplir con “la mejora laboral y de promoción”.

Una inauguración que contó con la presencia de la consejera de Educación, Rocío Lucas, quien defendió que las universidades de la Comunidad “estarán a la altura” ante el curso académico que comienza frente al “alarmismo” generado por el inicio de estos estudios de manera presencial en plena pandemia por la Covid-19.

Las universidades públicas de la Comunidad van a seguir garantizando un derecho fundamental como es la educación, que debe ser objeto de protección e impulso desde el ámbito público, ha asegurado.

84.000 alumnos

Un curso para el que, además, se cuenta con la “buena noticia” de que el sistema universitario de la región “recaba cada vez mayor interés para quienes quieren comenzar sus estudios universitarios”, al contar con “un diez por ciento más de solicitudes de preinscripción”, que la consejera esperó que se refleje “en la matriculación”, y que lleva a que las universidades de Castilla y León contarán para este curso con “cerca de 84.000 alumnos”, de los que la Universidad de Salamanca aporta “más de 26.000”.

La calidad de nuestros estudios y universidades son polo de atracción para muchos estudiantes de España, Europa y el mundo”, continuó explicando la consejera de Educación, quien al propio atractivo del nombre de las universidades de la región unió “la reducción de las tasas hasta en un 20 por ciento, situándonos ya por debajo de la media nacional, y la amplia oferta formativa”, con casi 300 Grados y otros tantos Máster diferentes.

Se trata así de una “oferta abierta a quienes por mérito y capacidad quieren cursar estudios universitarios en Castilla y León”, donde “la equidad es otra de las señas de identidad” gracias a un sistema de becas, adaptado a las nuevas condiciones del estatal bajo la premisa de “llegar al mayor número de beneficiarios”, que además cuenta este año con las extraordinarias ‘Ayudas COVID-19’, gestionadas por las propias universidades “para ayudar a los alumnos afectados directamente por las consecuencias de la pandemia”.