Luis Argüello asegura que la sociedad sale de una época marcada por la “interpretación” y que necesita “volver a contar con lo real”

El crucero de la seo burgalesa acoge la quinta cita del ciclo “Diálogos en la Catedral” para reflexionar sobre la nueva realidad

El secretario general de la Conferencia Episcopal y obispo auxiliar de Valladolid, Luis Argüello, y la concejala de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Burgos, Sonia Rodríguez, debatieron hoy en la Catedral de Burgos sobre los cambios económicos y sociales provocados por la pandemia de la Covid-19, así como de la forma en la que se han adoptado las instituciones a esta nueva realidad.

El crucero del templo burgalés acogió la quinta cita del ciclo ‘Diálogos en la Catedral’, promovido por la Facultad de Teología del Norte de España, dentro de los actos programados con motivo del VIII Centenario de la Catedral de Burgos. Durante el encuentro, que estuvo moderado por el decano de la Facultad de Teología, José Luis Cabria, ambos ponentes hablaron acerca de lo que estaba suponiendo para la sociedad la nueva normalidad provocada por la pandemia, informa Ical-

En este sentido, Argüello señaló que en su opinión este virus en realidad “ya venía gestándose”, asegurando que ha permitido a la gente “apreciar de nuevo lo real”. “Salimos de una época marcada por la interpretación. Nuestra sociedad necesita volver a contar con lo real y sus componentes dramáticos, lo real y lo que verdaderamente pasa”, afirmó.

Una afirmación con la que coincidió Rodríguez, poniendo de ejemplo la situación económica del país, y el surgimiento de lo que Cabria denominó como “nuevos pobres”. “Veníamos intuyendo determinadas carencias en el campo de trabajo y la economía, que nos hacían ver que los sistemas económicos o cómo se entendía el progreso económico en los países desarrollado no estaba afinado. Esta pandemia ha funcionado de detonador de las necesidades de esos cambios, que tienen que ver con el modelo económico”, dijo.

Por su parte, el secretario general de la Conferencia Episcopal, subrayó que la pandemia ha planteado unas características de crisis económica “muy radicales”, señalando que se debe mirar especialmente cómo esta situación afecta a los trabajadores, autónomos y pequeñas empresas.