Izquierdo pide a Fernández Mañueco que ponga “todo cuanto esté en su mano“ para “reconducir” la actitud de algunos presidentes del PP

El delegado del Gobierno agradece el respaldo de la Junta como “una muestra más de la colaboración” entre las dos administraciones

El delegado del Gobierno de España en Castilla y León, Javier Izquierdo, pidió al presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, que ponga “todo cuanto esté en su mano” para “reconducir” la actitud de algunos dirigentes y presidentes autonómicos del PP con el fin de que, después de que mostraran su rechazo al acuerdo adoptado en el Consejo Interterritorial de Salud, entren “en la senda de la colaboración, de cooperación” y comprendan que “a la ciudadanía le preocupa el combate contra el virus y no otro tipo de combate ideológico”.

Izquierdo, que valoró el acuerdo alcanzado entre el Ejecutivo central y la “mayoría” de Comunidades Autónomas, agradeció el respaldo de la Junta de Castilla y León a esta propuesta, lo que a su juicio supone “una muestra más de la colaboración” entre ambas administraciones “para tratar de parar la evolución de la pandemia”. Para Izquierdo, este apoyo pone de manifiesto que el Ejecutivo autonómico “entiende que esto es una batalla epidemiológica y no ideológica”, señaló.

Asimismo, aseguró que “esto no es una batalla epidemiológica” sino que el virus se podrá detener “unidos y colaborando, y no en la confrontación”, además de que “la salud de España es la salud de Madrid, y la salud de Castilla y León también es la salud de Madrid”.

De la misma forma, puso de relieve que las medidas que ahora se han acordado en el Consejo Interterritorial de Salud ha adoptado medidas para municipios de más de 100.000 habitantes que son “muy similares” a las que está tomando la Junta “en municipios de cualquier rango de población” en aquellos casos en los que la autoridad sanitaria “ha entendido que era preciso tomar este tipo de medidas”, añadió.

Las medidas tienen efecto “desde que se notifica a las comunidades” además de que ya es de conocimiento público tras su publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE), y son efectivas “a las 48 horas de su publicación”. La duración de estas medidas será la necesaria “para tratar de contener el virus” y serán evaluables con las comunidades para determinar el momento en el que se dejan de aplicar.

Izquierdo recordó que este acuerdo supone la declaración de “una actuación coordinada en materia de salud pública” y que es “de obligado cumplimiento”, lo que permitirá la adopción de “criterios homogéneos” para todo el país y la toma de una serie de medidas “en los lugares donde se den las circunstancias” que pasan por aquellos municipios de más de 100.000 habitantes con un índice acumulado de 500 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días; con un número de positivos en las PCR superior al diez por ciento y que se trate de municipios en comunidades cuyas UCI esté ocupadas en más de un 35 por ciento por pacientes COVID.

Ante estas medidas, Izquierdo lamentó que “no haya sido un acuerdo unánime” en un momento en el que “la unidad es fundamental para vencer al virus” en especial después de que se trate de un acuerdo motivado “en parte” por la exigencia de la Comunidad de Madrid de que se adopten medidas similares para todo el país. “Ayer se desdijo y se retractó en este acuerdo”, lamentó Izquierdo, quien incidió en que “en la vida, como en la política, la palabra y el compromiso son fundamentales” por lo que tildó de “irresponsabilidad” no respaldar este acuerdo, informa Ical.

Ante la incidencia del virus en ciudades como Valladolid o León, que se aproximan a los parámetros establecidos por el acuerdo, el delegado del Gobierno aclaró que “en el momento en el que se dieran las circunstancias” recogidas en el documento habría que aplicar las medidas que implica y que tendría que implementar la Comunidad “e incluso otro tipo de medidas si lo considera oportuno”, añadió. “Hay que trasladar a la ciudadanía que el virus lo venceremos unidos, no desde la confrontación”, sentenció.

Feria del libro

El delegado del Gobierno en Castilla y León visitó también los expositores que la Administración General del Estado tiene en la Feria del Libro de Valladolid que se celebra esta semana en la Plaza Mayor.

Izquierdo apostilló que la visita se lleva a cabo al stand del Instituto Geográfico Nacional para visualizar las publicaciones de cartografía y de atlas históricos con los que cuenta esta entidad, tanto la proyección impresa como digital. También tuvo ocasión de visitar el expositor de las Fuerzas Armadas presente en esta feria.