El Hereda San Pablo Burgos ante la cita de su historia

Este domingo a las 19 horas se juega el primer título europeo ante el AEK de Atenas

El Hereda San Pablo Burgos se enfrenta este domingo, a partir de las 19 horas, al partido más importante de su historia. Y es que no todos los días uno se juega su primer título europeo, al disputar la final de la Basketball Champions League (BCL). No lo tendrán nada fácil, ya que se enfrentan al potente AEK de Atenas, el anfitrión de la competición, que se deshizo en semifinales del Zaragoza.

A pesar de ello tanto afición, como plantilla y directiva están con la ilusión de un niño al poder conseguir el primer título europeo de su joven historia. Tal es así que el entrenador Joan Peñarroya, asegura que “veo al equipo muy metido, con muy buena mentalidad y sabiendo que mañana es un gran día". “No todo el mundo tiene la oportunidad de jugar una final de una competición europea. Estemos más cansados o menos, mañana es un día en el que la mentalidad con la que afrontemos el partido y con la que nos desenvolvamos ante un rival como AEK será muy importante”, afirma.

El entrenador destaca que “la mentalidad de afrontar el partido y como nos desenvolvemos ante un rival como AEK es muy importante”, y sobre el conjunto griego señala que tiene “una gran historia y organiza la final a 8 con la clara intención de ganar”.

Los griegos tienen un equipo similar al que visitó el Coliseum durante la temporada anterior pero Joan Peñarroya informa de que “han incorporado más experiencia y calidad de la que ya tenían”. Se trata de “una plantilla veterana con jugadores importantes del baloncesto de élite europeo” algunos han sido “máximos anotadores de la Euroliga o MVP de la Final a Cuatro, tiene muchos títulos y mucha experiencia de jugar finales”, subraya el técnico del Hereda San Pablo Burgos qué es consciente de la dificultad de este encuentro donde el AEK es “el favorito por su bagaje”.

”Para nosotros es un gran reto tenemos que jugar un buen partido para llevarnos la victoria" añade Peñarroya que tiene que hacer frente a jugadores como Langford, que ya estuvo en el Coliseum, Rice o Lojeski “anotadores de alto nivel en la última década de la Euroliga”.