Sacyl y Protección Civil realizan un cribado de test de antígenos entre los vecinos de Pedrajas de San Esteban (Valladolid)

Al igual que Íscar, la localidad sufre su quinta semana de confinamiento después de las decretadas a principios de agosto

La Consejería de Sanidad, que dirige Verónica Casado, con la colaboración de Protección Civil, realizó un cribado de test de antígenos a los vecinos de la localidad vallisoletana de Pedrajas de San Esteban, que viven su segundo confinamiento, después del cierre que se acordó el pasado mes de agosto y el actual de septiembre como consecuencia del incremento de casos de COVID-19.

Además de las dos semanas a principios de agosto, el pasado 19 de septiembre la Junta volvió a ordenar el confinamiento de Pedrajas, además del de la vecina localidad de Íscar, y el pasado sábado se publicó en el Boletín Oficial de Castilla y León (Bocyl) la orden por la que prorroga las actuaciones preventivas, que estarán en vigor hasta el próximo viernes, 9 de octubre,

Tanto Pedrajas como Íscar tienen restringidas la libre entrada y salida de personas del municipio, salvo aquellos desplazamientos, adecuadamente justificados, que se produzcan por alguno de los siguientes motivos: asistencia a centros, servicios y establecimientos sanitarios; asistencia a la actividad lectiva presencial de los centros docentes; cumplimiento de obligaciones laborales, profesionales o empresariales; retorno al lugar de residencia habitual; asistencia y cuidado a mayores, menores, dependientes, personas con discapacidad o personas especialmente vulnerables; por causa de fuerza mayor o situación de necesidad; y por cualquier otra actividad de análoga naturaleza.

La circulación por carretera y viales que transcurran o atraviesen estos municipios está permitida, siempre y cuando tengan origen y destino fuera, y también se permite la circulación de personas residentes dentro de los municipios, si bien se desaconseja los desplazamientos y realización de actividades no imprescindibles.

Por otra parte, están suspendidas las visitas en los centros residenciales de personas mayores, salvo circunstancias individuales en las que sean de aplicación medidas adicionales de cuidados y humanización, que adoptará la dirección del centro. Asimismo, no se permiten las salidas de los residentes fuera del recinto de la residencia salvo para acudir al médico y similares o situaciones de fuerza mayor.

La participación en cualquier agrupación o reunión de carácter privado o no regulado en dicho municipio se limita a un número máximo de diez personas, tenga lugar tanto en espacios públicos como privados, excepto en el caso de personas convivientes.

En los establecimientos de hostelería y restauración y sociedades gastronómicas, se deben observar las siguientes medidas: el consumo en el interior de bares y cafeterías debe realizarse sentado en mesa; en los restaurantes y sociedades gastronómicas está prohibido el consumo en la barra y en la zona de cafetería o bar; en todo caso, tanto en el interior de los locales como en las terrazas al aire libre, deberá garantizarse una distancia mínima entre mesas o agrupaciones de mesas de 1,5 metros, con un máximo de seis personas por mesa o agrupación de ellas; en todos los establecimientos de hostelería y restauración y sociedades gastronómicas, así como en terrazas al aire libre, no se permite el consumo de pie; y se extremará el uso obligatorio de mascarilla y la distancia interpersonal. Estas mismas medidas se aplican a todo establecimiento, actividad, instalación o terraza en el que se preste algún tipo de servicio de hostelería o restauración en ambos municipios.

Por último, la celebración de eventos deportivos, entrenamientos y competiciones deportivas en instalaciones deportivas o en la vía pública puede desarrollarse con público, con un límite de 25 personas para lugares cerrados y de 50 personas tratándose de actividades al aire libre.