Ambiciosa iniciativa de la Diputación de Valladolid para poblar el medio rural

El presidente de la institución Conrado Íscar presenta el Plan de Vivienda, con subvenciones para los jóvenes

Subvenciones para los jóvenes, rehabilitación de viviendas y un nuevo programa de fomento del arrendamiento. Así se presenta el ambicioso plan de la Diputación de Valladolid, que ha dado a conocer el presidente de la institución, Conrado Íscar, con una inversión que supera el millón de euros. Un conjunto de ayudas que forma parte de la política local para establecer y fijar población en el medio rural.

Íscar ha destacado que “estamos hablando de problemas de pérdida de población y los que quieren ir a los pueblos tienen problemas para encontrar una casa. Esta es la realidad de muchos de nuestros pueblos”, por ello ha incidido en que es más necesario que nunca contar con viviendas disponibles.

Y todo ello, ha resaltado el presidente de la Diputación, en un momento con la pandemia de la Covid-19 como protagonista, y es por ello que la serie de líneas planteadas suponen más de un millón de euros.

Entre las novedades de este Plan se encuentran las primeras ayudas a los arrendadores de viviendas en el medio rural para financiar un seguro que les garantice el pago de la renta y en su caso los daños ocasionados en la vivienda. Se trata de una línea de nueva creación, dotada inicialmente con 100.000 euros y que pretende ayudar a poner viviendas a disposición del mercado de alquiler.

Así, en relación a la Vivienda Joven, se mantienen las cuatro modalidades para financiar la rehabilitación, los gastos de hipoteca, el alquiler y aquellas reformas que mejoren la eficiencia energética y la accesibilidad de las viviendas.

También se incluye un programa de rehabilitación con 100.000 euros, donde la novedad es que se pasad de municipios de 1.000 habitantes a 2.000.

Unas ayudas que pueden solicitarse hasta el 31 de diciembre próximo donde serán prioritarias aquellas solicitudes para viviendas ubicadas en municipios de menos de 2.000 habitantes y localizados a más de 30 kilómetros de la capital.

A estas convocatorias iniciales se suman une una ampliación de crédito de 370.000 euros procedentes de la reciente enajenación de una parcela del Plan Parcial Villa del Prado. Una cantidad que se destinará a suplementar aquellas partidas en las que el exceso de demanda agote el crédito disponible sin poder atender a todas las solicitudes.

En un año tremendamente complicado para las familias, por la crisis económica que está generando la pandemia, desde la Diputación vamos a hacer un importante esfuerzo presupuestario con el fin de que nadie se quede atrás”, señalaba Íscar.

Además, el pasado mes de septiembre la Diputación daba luz verde al convenio Rehabitare, que suscribirá próximamente con la Junta. De esta manera, aportará 208.000 euros para prestar el apoyo necesario para actuaciones de rehabilitación de viviendas e inmuebles de titularidad municipal en aquellas localidades de menos de 5.000 habitantes para ser destinadas posteriormente a alquiler social.