Castilla y León se muestra contraria a los criterios de reparto del fondo Covid

Fernández Carriedo lamenta que no se tengan en cuenta la dispersión territorial o el envejecimiento

El consejero de Economía y Hacienda de la Junta de Castilla y León, Carlos Fernández Carriedo, se ha mostrado contrario los criterios de reparto del Gobierno del fondo covid europeo, que priorizarán la pérdida del Produco Interior Bruto (PIB) provocado por la pandemia por delante de otras variantes como la despoblación, el envejecimiento o la dispersión geográfica. Fernández Carriedo ha participado de una nueva reunión, esta vez telemática, del Consejo de Política Fiscal y Financiera,en la que no se ha detallado la cantidad que percibirá cada autonomía, ha lamentado el consejero.

En dicha reunión, la ministra ha informado «de palabra» a los distintos responsables autonómicos de hacienda de cómo pueden ser los Presupuestos para el próximo ejercicio, ha explicado el consejero, quien ha asegurado, no obstante, que la Comunidad esperará a que el Gobierno remita por escrito las cifras que maneja para poder extraer alguna conclusión.

A la espera de esa información detallada, el consejero ha lamentado que, durante su intervención, la ministra haya hecho hincapié en criterios de reparto de fondos que «no benefician» y que son contrarios a los intereses de Castilla y León. Entre ellos se encuentra la pérdida del PIB causado por la covid o el de la media de paro o parados jóvenes, baremos en los que Castilla y León está mejor que la media de España, ha asegurado el consejero.

Por ello, ha reclamado al Gobierno que también se tengan en cuenta criterios como la «dispersión territorial, el envejecimiento y la superficie» de la Comunidad, ya que estos factores repercuten, y de manera millonaria, a la hora de prestar los servicios.

Un reparto que perjudicaría a comunidades como Castilla y León, que tienen necesidades estructurales muy importantes, especialmente las del desafío demográfico.

Por otra parte, durante el Consejo de ha conocido que las Comunidades Autónomas tendrán un nivel de déficit de referencia para 2021 del 2,2 por ciento, pero que no será de obligado cumplimiento.