Las quince religiosas de una congregación de Valladolid positivas y aisladas

Además un brote en Riaza (Segovia) contabiliza 67 contagios y 198 contactos en estudio

Se está demostrando que el coronavirus no respeta nada. No conoce de colores políticos, ni de edades ni de condición religiosa. Y si no que se lo digan a las quince religiosas de una congregación de Valladolid han dado positivo en la prueba del coronavirus y están todas aisladas y vigiladas.

Se trata de uno de los dos brotes que se han añadido este martes en la provincia vallisoletana, en concreto el de las religiosas en la capital, y otro en Mota del Marqués, vinculado al ámbito social, con diez positivos y once casos en estudio.

En otro orden de cosas, los resultados del cribado masivo realizado en Pedrajas de San Esteban a 557 personas -de las 811 convocadas- arrojan seis positivos en COVID-19.

Por otra parte, los Servicios Epidemiológicos de la Junta de Castilla y León en Segovia confirmaron 67 casos positivos, seis más que este lunes, en el brote sociosanitario y social de Riaza. Siete de los pacientes, usuarios de la Residencia de mayores ‘Rovira Tarazona’, se encuentran ingresados en el Hospital General.

El número de contactos en estudio también aumenta hasta las 198 personas. Tanto entre los positivos como entre los contactos en estudio, no solo hay personas vinculadas al centro, por ello el brote se ha declarado como sociosanitario y mixto.

El delegado territorial de la Junta en Segovia, José Mazarías, recordó que estas cerca de 200 personas en estudio están guardando cuarentena y ya se les ha realizado una primera PCR. Mazarías quiso aclarar que en el brote de COVID-19 de Riaza no hay transmisión comunitaria porque “los positivos detectados todos están vinculados con el mismo caso índice”. De esta manera, insistió, se evita tener la sospecha y sí la plena confianza en que no hay transmisión comunitaria. Segovia tiene registrados 37 brotes, con 220 casos vinculados. En el Hospital General, hay 24 pacientes con COVID-19 ingresados en planta y tres en la Unidad de Cuidados Intensivos.

Aulas en cuarentena

Por último, la Junta pone en cuarentena 35 nuevas aulas pertenecientes a centros educativos de Ávila, Burgos, León, Palencia y Valladolid al detectarse casos positivos por prueba PCR en COVID-19. De esta forma, el curso suma 173 casos positivos de alumnos y 22 de trabajadores en la Comunidad, según los datos facilitados hoy por el Ejecutivo autonómico.

La medida afecta este martes a cuatro grupos en Ávila, siete aulas en Burgos, diez en León, seis en Palencia y ocho en Valladolid. Los equipos COVID-colegios realizarán pruebas diagnósticas PCR a alumnos y profesores que hayan mantenido contacto estrecho con los casos positivos. En estos momentos, hay un total de 141 aulas en cuarentena en Castilla y León.

Asimismo, desde que empezara el curso, se han confirmado 173 casos de alumnos y 22 de trabajadores con PCR positiva. 19 de esas confirmaciones se han producido en la última jornada y todas corresponden a alumnos. La Junta recordó a los padres de los niños que estén pendientes de resultados de PCR que no los lleven a su centro educativo hasta que no termine el periodo de cuarentena.

Los afectados en Ávila son el CRA Las Cogotas, un grupo en el CEO Virgen de Navaserrada, un grupo en el CC Pablo VI y un grupo en el CEIP Villa de La Adrada. En Burgos, la medida afecta a cinco grupos de CRA “Siglo XXI” (Sotillo de la Ribera), a otro en el CEIP “Fuentecillas” (Burgos) y otro en el CEIP “María Teresa León” (Ibeas de Juarros). Dos de las aulas en cuarentena del centro sotillano y el grupo ibeano corresponden a la Educación Primaria, mientras que el resto corresponden a la Educación Infantil.

El aislamiento afecta en León a un grupo en el CEIP Quevedo de la capital y otro del colegio CEIP CRA de Villaquilambre; dos grupos en el CEIP Santa Bárbara de Bembibre; y seis grupos en el CEIP San Antonio de Ponferrada. En Palencia, entran en cuarentena un aula de los colegios de Corazón de María, CEIP Sofía Tartilán, CRA de Campos de Castilla en Grijota y a tres aulas del CEIP Alonso Berruguete de Paredes de Nava.

Finalmente, la Consejería de Educación señaló que cierra ocho aulas de la provincia de Valladolid. En la capital la medida afecta tres aulas del CEIP Narciso Alonso Cortés, a una del Macías Picavea y a otra del León Felipe; así como a una de los colegios San Agustín y San José. En la provincia afecta a un grupo del CEIP Tierra de Pinares, de Mojados.