León, Palencia y San Andrés del Rabanedo, aisladas pero comprensivas

Los más de 233.000 vecinos de estas tres localidades comienzan con normalidad y sin incidencias dos semanas de restricciones de movimientos y actividades para controlar la expansión de la covid

Desde las doce y un minuto de esta noche, ya miércoles 7 de octubre, los 233.000 de León, Palencia y el municipio leonés del alfoz de la capital, San Andrés del Rabanedo, quedan confinados durante los próximos catorce días para controlar la transmisión de la covid.

Y es que estos tres territorios cumplen con los tres requisitos pactados en el Consejo Interterritorial de Salud de la semana pasada para los municipios de más de 100.000 habitantes: en las últimas dos semanas han superado la tasa incidencia acumulada ha superado los 500 casos por cada 100.000 habitantes, más de 10 por ciento de los test que se realizan resultan positivos y la Comunidad, en este caso Castilla y León, tiene más del 35 por ciento de las camas de críticos (UCIs) ocupadas.

Y aunque en el caso de Palencia y San Andrés del Rabanedo no llegan a esos 100.000 habitantes necesarios, la norma acordada con el Ministerio de Sanidad da potestad a las Comunidades Autónomas para que decidan ellas qué hacer en poblaciones más pequeñas donde haya riesgo de transmisión comunitaria, como es el caso de estas dos grandes ciudades -San Andrés cuenta con más de 30.000 habitantes y es el tercer municipio más grande de la provincia de León tras la capital y Ponferrada- en las que la situación epidemiológica se ha descontrolado y es necesaria la puesta en marcha de medidas de restricción.

Una situación que los tres municipios aceptan con resignación y comprensión, como han reconocido los propios alcaldes de estas localidades, como el palentino Mario Simón, el leonés José Antonio Díez o Camino Cabañas, de San Andrés del Rabanedo, quienes se han mostrado comprensivos con el confinamiento de sus ciudades, que consideran necesario para atajar el ascenso de contagios y por ello piden a sus vecinos tranquilidad y responsabilidad para que restrinjan el contacto social y cumplan las medidas para intentar salir de esta situación cuanto antes y volver más pronto que tarde a la normalidad más normal posible.

En Palencia, de hecho, han estado dos semanas con medidas restrictivas, como limitación de aforos en espacios cerrados y en establecimientos de hostelería y reuniones de hasta un máximo de diez personas, pero no han funcionado, y se hace necesaria una nueva vuelta de tuerca para contener la expansión del SARS-COv-2 entre la población.

Las tres localidades se suman a otras poblaciones de la Comunidad que se encuentran aisladas como es el caso de los municipios vallisoletanos de Íscar y Pedrajas, cuyos diez mil habitantes entre ambos llevan desde el 20 de septiembre confinados, o lo que es lo mismo, tres semanas ya. También Miranda de Ebro, en Burgos, con 35.000 vecinos, cumple su décimo día de encierro obligado por la pandemia, mientras que la localidad salmantina de Sotoserrano y las también vallisoletanas de Medina del Campo y El Carpio, que suman otras 22.000 personas entre las tres, llevan siete días de restricciones de la movilidad.

Por tanto, con Palencia, León y San Andrés del Rabanedo son ya alrededor de 300.000 personas las que tienen restringida su movilidad en Castilla y León.

Qué se puede hacer y qué no

Llegados a este punto, los ciudadanos se preguntan qué es lo que pueden hacer y qué es lo que no en estas tres localidades:

  1. 1- Se restringe la entrada y salida de personas de esos tres municipios salvo en los desplazamientos justificados por asistencia sanitaria, laboral, profesional, empresarial o legal, asistencia a centros educativos, retorno a la residencia habitual, cuidado de mayores y vulnerables, ir al banco o al notario, entre otras actividades.
  2. 2- Las reuniones familiares o amigos se limitan a un máximo de seis personas, tanto en lugares públicos como privados, salvo que sean de la misma unidad de convivencia y salvo en actividades laborales e institucionales o en el de actividades en que se establezcan límites o medidas específicas.
  3. 3-Se suspenden las visitas a las residencias de personas mayores o con discapacidad salvo por circunstancias de humanización o situaciones de final de vida además de las salidas salvo para ir al médico o por fuerza mayor.
  4. 4- Se permite la movilidad dentro de los municipios pero respetando las medidas de protección individual y colectiva si bien se desaconseja los desplazamientos y actividades no imprescindibles.
  5. 5- El aforo en los velatorios y funerales será de quince personas máximo, lo mismo que en los funerales
  6. 6- En lugares de culto el aforo se reduce a un tercio con distancia de metro y medio y mascarilla
  7. 7- En la hostelería el aforo se limita al 50 por ciento y no se puede consumir en barra, con un máximo de seis personas por mesa. Además, el horario de admisión de clientes es hasta las diez de la noche y el cierre una hora después como máximo salvo para entrega de comida a domicilio.
  8. 8- En el caso de las instalaciones deportivas, el aforo máximo será igualmente de hasta el 50 por ciento en espacios internos y del 60 por ciento en externos; y también se limita a la mitad el aforo de academias, autoescuelas y centros privados de enseñanzas no regladas

León sancionará desde el primer momento

El alcalde de León asegura que se va a sancionar a todos aquellos que incumplan las medidas de restricción establecidas desde el primer momento. "No me parece prudente buscar subterfugios. Hay que cumplir las normas y el que no lo haga debe ser sancionado”, afirmaba, contundente, este martes al mediodía, avisando con ello de sus intenciones.

El Plan Territorial de Protección Civil de Castilla y León, Plancal, con la coordinación necesaria entre administraciones y Cuerpos y Fuerzas de Seguridad determinarán los correspondientes sistemas de control y vigilancia de las medidas a aplicar, especialmente en materia de movilidad tanto en León como en Palencia y San Andrés del Rabanedo

Entre las consecuencias de esta medida, el Ayuntamiento leonés ha decidio cancelar el programa de actividades gratuitas de deporte al aire libre previsto para el mes de octubre, que se iban a desarrollar en diferentes espacios durante los fines de semana en colaboración con los centros deportivos de la ciudad.